martes, 25 de junio de 2013

La novela negra que hay que leer antes de muertos y/o asesinados

1- 'Jack al desnudo' de Ian Rankin.

A favor: La última aventura del inspector John Rebus, de Edimburgo, no desmerece al resto de novelas de la saga. Publicada hace unos meses, sigue contando con la inapreciable figura de la sargento Siob Clarke. Políticos y aristócratas corruptos y viciosos son los protagonistas principales. Prostitución, mentiras y cambalaches varios aderezan esta ensalada picante.

2- 'Crónica sentimental en rojo' de Francisco González Ledesma.

"Méndez convirtió aquello en su Scotland Yard particular, en su centro de investigaciones donde, por su puesto no se investigaba nada. Dio unas vueltas por los hoteles (...) y se cercioró de que buena parte de las turistas exhibían sobresalientes identidades pectorales, acreditadas excelencias glúteas". A favor: Es barato porque se puede tomar prestado en cualquier biblioteca que se precie de tal. Además, fue Premio Planeta en 1984. Calidad -y sátira- asegurada con el escéptico y curtido inspector Méndez.

3- 'El poder del perro' de Don Winslow. Imprescindible y durísimo relato de cómo funcionan y asesonan los carteles narcos en México. Se te ponen los pelos de punta. A favor: también es un clásico de las bibliotecas públicas que permiten llevártelo a casa durante mes, lo que duran tus vacaciones (si tienes).

4- 'La virgen de los sicarios' de Fernando Vallejo. Tampoco es una novedad, pero se consigue a muy buen precio en 'Punto de lectura'; libro de bolsillo con decenas de ediciones en la calle. El mundo de los narcotraficantes colombianos reflejado desde el punto de vista de alguien tan especial como Vallejo. "Y claro, nos detuvieron. Más les valía no haber nacido. ¡Tas! ¡Tas! Tres tiros en las puras frentes y tres soldados caídos, tiesos. ¿Cuándo sacó Alexis el revólver? Ni alcancé a ver". Sicarios de 10 ó 12 años.

5- 'No hay bestia tan feroz' de Edward Bunker. Míster Azul de Reservoir Dogs, el exconvicto Edward Bunker, convierte su autobiografía en una novela más que negra, en la línea de las creaciones de Jim Thompson. La moraleja: cuando uno es carne de presidido, será imposible que se rehabilite y se reinserte en la sociedad, porque nada ni nadie se lo permitirán. Excepcional libro con aroma de los clásicos policiacos de los años 50.

6- 'Petirrojo' y 'Némesis' de Jo Nesbo. El excantante de éxito Jo Nesbo echa abajo el tradicional mundo idílico de los escandinavos con certeras andanadas de bazoca en su socialdemócrata línea de flotación. Muestra en ambos libros cotas altísimas de racismo, crímenes, conjuras, vísceras y asesinatos por doquier. A favor: la creación del borracho y genial inspector Harry Hole. Aromas al genial y prematuramente malogrado Stieg Larsson.

7- Trilogía negra de Estocolmo ('Dinero fácil', 'Nunca la jodas' y 'Una vida de lujo') de Jens Lapidus. La cara oculta de una sociedad modélica dominada por arribistas, ladrones sudamericanos, timadores y proxenetas suecos, y mafiosos serbios. Dinero, poder, crímenes, palizas, secuestros, torturas... dominan esta trilogía que al menos hay que leer una vez antes de morir. A favor: los tres libros están en edición de bolsillo. El mejor sitio para comprarlos: Corte Inglés de Castellana o FNAC de Callao.

8- 'Mis rincones oscuros' de James Ellroy. En la línea de Eddi Bunker, suavizada, a pesar de la dureza de lo narrado, el maestro Ellroy se adentra en su vida y la convierte en una historia de terror. Recuerda cuando su madre fue hallada muerta en la calle, teniendo él 10 años, lo que en un futuro sería la base de la genial 'La dalia negra', un terrible asesinato similar al de su progenitora. En esta obra reinvestiga el caso de su madre, mano a mano, con los policías de la época, mientras narra su propia vida de abandono, robos y politoxicomanía.

"Robaba casi todo lo que comía. Mi dieta se componía de filetes y chuletas que mangaba en los supermercados de las cercanías (...) La anfetamina era sexo (...) Me cascaba la polla entre 12 y 18 horas. Daba un gusto..."

9- 'Silencio en la nieve' de Ignacio del Valle. También titulado 'El tiempo de los emperadores extraños' ha recibido, entre otros, el prestigioso Premio Hammett. Mezcla con interés y credibilidad la estancia de la División Azul en el frente ruso con la investigación de varios crímenes de soldados españoles acaecidos en el mismo frente de Leningrado. Dosis de intriga, suspense, terror... en la línea de 'El nombre de la rosa' de Umberto Eco.