lunes, 2 de septiembre de 2013

'En piel ajena', de Tana French: engancha

   
Es un libraco de proporciones importantes. Si fuera al peso, valdría una millonada o nadie lo leería, sobre todo los que están acostumbrados a los libros con fotos o dibujos. Sin embargo, 'En piel ajena', de Tana French, engancha desde la primera línea y hasta el final.

    El logro de esta autora es que mantiene la tensión del thriller durante todas y cada una de sus páginas. Devoramos la historia sin pausa ni remisión para conocer quién es el asesino de una doble impostora que toma robada la personalidad de una agente de incógnito.

    Los dobles juegos, las relaciones verdadero-falsas de los protagonistas, las sucias lealtades que unen a los jóvenes estudiantes que habitan una antigua mansión en la campiña irlandesa, sus silencios, sus mundos oscuros... son la base para conocer quién mató y por qué abandonó en una vieja casucha a la falsa universitaria.

    Muy buena novela de suspense que juega con quiénes somos, por qué somos, qué nos mueve a fingir, qué nos lleva a crearnos un mundo irreal... en definitiva, qué mueve el alma humana y cómo somos capaces de matar a sangre fría.