jueves, 3 de abril de 2014

'Tú eres el mal', de Roberto Constantini: es adictivo; engancha

    'Tú eres el mal', de Roberto Constantini, es adictivo. Engancha. Esta novele negra posee el alma del género. El autor crea una trama magnética y un ambiente claustrofóbico.

    Pese a su extensión, el libro se devora. Provoca angustia y deseo de llegar al final para conocer los recovecos del asesino en serie.

    Los personajes están muy trabajados. Atormentados, cargados de dolor, con remordimientos, con ira, odio... No en vano, la religión católica, el Vaticano y un cardenal, mano derecha del Papa, destacan en el argumento.

    El racismo y los crímenes crueles y despiadados son piedra de troque de esta historia negra, original y diferente.

    Muy buena, muy dura, muy lograda, genial pieza de ingeniería policiaca con clara crítica social a Italia. Un fresco de la ciudad de Roma en la actualidad con sus grandezas y sus miserias.

    Un 9 de nota. Una delicia. Hay que leerlo. Se disfruta. No se puede parar. Es una bomba de relojería de la temática negra.