martes, 10 de febrero de 2015

'Los fresones rojos', de Esteban Navarro: una novela negra ligera

    
    'Los fresones rojos', de Esteban Navarro, es una novela negra y policiaca ligera. Se lee en un pis pas, entra como un yogur suave y cremoso, se paladea en un breve lapso de tiempo y se degusta como esa cerveza lager de toda la vida.

    Más que el enigma, lo importante en este libro es el personaje, un gris y mediocre -en teoría- policía nacional, anodino y aburrido que se transforma en un investigador de primera por las circunstancias y porque lleva una flor en sus partes.

    No es una novela potente, sucia, barriobajera y destripadora, pero es una novela con destellos de buena literatura, con escenas que dejan huella, personajes intensos y momentos sublimes. Aunque, a mi entender, le faltaría más mala leche.

    Se lee con deleite, interés y sin poder despegarte del papel. Otro punto de vista en la novela negra patria. Se disfruta y se pasa un buen rato. Moisés Guzmán es un antihéroe, un anti Sam Spade, un hombre tranquilo en un mundo cada vez más loco.