lunes, 2 de marzo de 2015

González Ledesma, maestro de la novela negra, se marcha junto al cascarrabias de Méndez

    El maestro de la novela negra española Francisco González Ledesma, el mejor escritor de lo policiaco, junto a Andreu Martín y Juan Madrid, ha muerto

    Pero nos deja a su figura cumbre, el escéptico -y ya decrépito- inspector Méndez, un agente a la vieja usanza, más amigo de los quinquis que de los señores encorbatados.

    González Ledesma ganó el Premio Planeta cuando este galardón aún no se había prostituido en nombre de la 'pela'. Y lo hizo con una novela negra negrísima, una obra más que maestra: 'Crónica sentimental en rojo' (1984).

    Los oscuros y a la vez genuinos barrios Chino y Gótico de Barcelona son los protagonistas de las andanzas de Méndez, peculiar y diferente investigador de la policía, con un afiliado don de supervivencia, un claro instinto de protección de los más débiles y un coraje a prueba de hipócritas, arribistas y mentecatos.

    Las geniales 'Una novela de barrio', 'Expediente Barcelona', 'Las calles de nuestros padres', 'Historia de un Dios en una esquina' y 'El pecado o algo parecido' son solo alguno de los regalos desinteresados de este genio de la literatura en castellano. 

    Gracias por tantas delicias y buenos momentos pasados junto al extravagante Méndez. Gracias por todo, maestro.