domingo, 28 de febrero de 2016

'Una bala para Riley', de Marto Pariente: diferente y sin concesiones, como un Chandler hispano

 
     'Una bala para Riley', de Marto Pariente, está elaborada con frases cortas, duras y contundentes. Es una historia cargada de violencia, escrita sin concesiones y repleta de perdedores.

    No hay espacio para la esperanza ni la piedad. Entre sicarios mexicanos, policías con hijos drogadictos y un detective-librero-investigador-expresidiario anda el juego. 

    Un juego sangriento que navega por los bajos fondos madrileños, entre mafiosos rusos que se la juegan al cartel. Prostitutas de lujo y drogatas miserables llenan un cuadro de desesperación.
    
    En esta novela negra negrísima, breve e intensa, hay pasajes que evocan a los detectives de Raymond Chandler. En un estilo que podría ser el mismo en el que navega Philip Marlowe.

    Muy recomendable e intensa. Con llamativos giros en la trama y una frescura y originalidad que son de agradecer. Un muy buen trabajo para los amantes de la más oscura novela negra.

    "Me eché a la cara a tipos que sin ser realmente malos habían cometido actos de increíble maldad. El día a día en un mundo que no hace concesiones. Luego estaban los monstruos". Riley cuando está en la cárcel.

    "-En realidad, no sabe usted nada. Es usted un paria. un embécil sentimental y descreído. Los buenos no ganan y salvan a la chica. Eso ya no está de moda". El malo malísimo a Riley.

    El Gordo Luna y su metáfora parábola sobre el pez roca del acuario es gloriosa.