viernes, 1 de abril de 2016

'Sacrificio', de Román Piña: desternillante, intensa y profunda

 
    No es una novela negra al uso. Es más bien un Eduardo Mendoza con algo de Carlos Salem y el gracejo típico de los mallorquines, una mezcla de humor británico y del absurdo, todo ello dorado con leves pátinas de escepticismo.

    'Sacrificio', de Román Piña, es un a joyita. Engancha desde la primera página. Un libro corto (120 páginas) muy bien escrito y con diálogos ingeniosos y ocurrentes.


    El investigador privado Pablo Noguera es un tremendo hallazgo. Su primer caso, con Raúl Palmer, es desternillante. Recibe a su cliente en el sótano de un edificio oficial, en el que parasita la wifi de la oficina de turismo municipal. 

    Su colección de libros a un euro proceden de tiendas de muebles viejos. "En todos esos locales encontrabas joyas, aparte del ejemplar de rigor de Tuareg de Vázquez Figueroa, el libro más comprado y más expulsado de los hogares españoles en los últimos treinta años".

    Nada como ver el progreso de este investigador a la sombra de la crisis económica, en la que se hace de oro investigando a constructores y políticos corruptos de Baleares. El cambio de estatus queda claro cuando pasa de beber Johnnie Walker Etiqueta Roja a consumir Blue Label.

    Seguirá...