sábado, 4 de junio de 2016

'All in', de Javier Gimeno: adictiva

    Esta es la obra de un autor novel que mantiene la tensión y el interés hasta el final. Es un drama negro con protagonistas buenos que pecan y personajes malos que se merecen su condena.

    Está escrita en capítulos que, a modo de puzzle, alternan la situación y vida de los actores para que el lector vaya tejiendo, poco a poco, y en su propia mente, la ingeniosa tela de araña de la trama.

    El amor y la venganza, además de la amistad, son los temas principales con los que Javier Gimeno traza una historia de gran carga emocional y un suspense 'in crescendo'.


    La verdad es que se trata de un más que grato regalo para el lector habitual de novela negra y thriller, ya que permite comprobar cómo hay nuevos creadores con historias atractivas, narradas a la perfección, y que mantienen en vilo al lector hasta el final.

    Aunque hay escenas duras y dramáticas, aquí sí se cumple la máxima -repleta de satisfacción justiciera- de que a todo cerdo le llega su San Martín.

    'All in' bucea en el mundo del juego y del poder económico solo usado para abusar de los demás. El karma, aunque en ocasiones llegue a jugar malas pasadas, al final consigue vencer, a un alto precio, eso sí, pero logra imponerse en un mundo dominado por los comportamientos más sucios, bajos y rastreros del ser humano.

    Excelente libro. Historia potente. Emociones aseguradas. Larga vida a 'All in' y a su autor.