domingo, 7 de agosto de 2016

'El caso Galton', de Ross Macdonald: genuino sabor a clásico

     "-Me sorprende, Lew. No creí que podría afligirlo de esa manera. Le gente dice que usted es capaz de detener el viento para que no se enfríe la oveja trasquilada.

    -Pero las puñaladas que usted le aplicó a Culligan no tienen parecido con las actitudes de las ovejas.

    -Tenía que matarlo. Usted no parece no haberlo comprendido".   

    'El caso Galton', de Ross Macdonald, es una historia oscura con genuino sabor a clásico. Aunque el detective privado Lew Archer no sea al auténtico tipo duro que aparece en otras novelas de Macdonald, sí recibe de palos, como no podría ser de otra manera.

    La investigación sobre la desaparición del rico heredero 20 años atrás permitirá que aflore a la superficie un mundo de mentiras, robos, extorsiones y violencia. Anthony Archer abandonó su hacienda en Santa Teresa con una joven mujer de clase baja, empeñado en ser artista...y nunca más se supo.

    Por ello, Archer viajará a Chicago, Los Ángeles y Ontario en busca de alguien que aún puede estar vivo o no, con  el objeto de heredar la inmensa fortuna de los Galton.

    Sexo, balas, envidia y falsedad se mezclan en un vigoroso cóctel como solo el genio de Ross Macdonald podría elaborar, en un libro muy recomendable, aunque algo alejado de la brillantez de 'El blanco móvil'.

    Sello de calidad de la novela negra más genuina y auténtica. No defraudará su final.