sábado, 4 de febrero de 2017

'Fatal', de J. -P. Manchette: más floja que 'Cuerpo a tierra' y 'Balada de la costa oeste'

     "En España conocimos a J. -P. Manchette en 1975 con 'La lunática en el castillo', traducción de 'O dingos ó chateaux', publicada en Francia en el 72. Lo que más me fascinó de aquella novela, de aquel autor recién descubierto, con tan fuerte personalidad, fue su desparpajo a la hora de matar personajes. Su crueldad".

    Palabra del grandísimo Andreu Martín en el prólogo de esta novela, escrita en el 78 y editada en España en 1987 por Ediciones B.

     'Fatal', de J. -P. Manchette es la que menos me convence. Porque aquí se desarrolla el desenfreno mayúsculo a partir de una locura total. El personaje principal sorprende por su crueldad, pero también porque está fuera de sí, y eso que apenas lo deja entrever. Es un sicario muy especial, diferente, raro y que se escapa a los cánones de la hortodoxia más real.

    El final es lo mejor de la obra que se desarrolla en una localidad gris, triste y aburrida. Esas ciudades medias sin interés, poblada por personajes extravagantes, egoístas y enfermizos.

      "Era un tipo normal. Seis Ricard al día. Me daba achuchones. Normal. Yo no sentía nada".

    'Fatal' no me ha llenado como 'Cuerpo a tierra' y 'Balada de la costa oeste', pero mantiene el sello de Manchette, con lo que hará las delicias de sus seguidores. No me convence porque deja de lado la locura controlada que sí se entiende y se pasa a veces al lado del absurdo. pero todo son gustos.

    Eso sí, sangre hay a raudales, y venganza y sufrimiento. Y crítica social, dura y descarnada. Pura dinamita.

    Así acaba: "Mujeres voluptuosas y filósofas, a vosotras me dirijo".