lunes, 24 de abril de 2017

'Soy Pilgrim', de Terry Hayes: la bomba

    'Soy Pilgrim', de Terry Hayes, es una mezcla de 'Seven' con 'El espía que surgió del frío', adaptado al siglo XXI y marcado por el 11-S. El protagonista, un camaleón, asesino, listísimo, preparadísimo y muy frío, forma parte de la red gurbernamental estadounidense más secreta del Estado. Ni siquiera la CIA o el FBI saben de su existencia.

    A partir de ahí, tras abandonar el servicio a los 30 años de edad, regresa a la investigación de carambola para ayudar al héroe del 11-S, detective de Nueva York, el cojo y más que competente Ben Bradley para indagar en un caso de asesinato extrañísimo, sin huellas, macabro y de muy difícil solución, cometido sobre una mujer en un hotel-antro de Manhattan.

    Paralelamente, Scott Murdoch, uno de los múltiples nombres tapadera del espía estrella, deberá buscar la pista invisible de 'El Sarraceno', un exmuyahidín, enrolado en la guerra santa y con un plan infalible para golpear a EE.UU.

    Este libro es pura dinamita. Sus numerosos puntos de vista son originales y enriquecedores. Los personajes están muy logrados. La narración es muy cinematográfica. Los cambios de ritmo son perfectos. Las subtramas son interesantísimas. 

    Es una novela que atrapa. Absorbe. Se devora pese a sus casi 900 páginas. Es casi una obra maestra. Hay acción, suspense, misterio, muchas muertes, dureza... Es más que entretenida. Provoca adicción. Es una de las obras imprescindibles.