miércoles, 24 de abril de 2019

La mejor novela negra y policíaca para la Primavera 2019

    'La maniobra de la tortuga' y 'La tragedia del girasol'. Negras negrísimas. Tienen como protagonista a un policía desterrado a Cádiz. Un tipo extraño, raro, que va a su bola, no se rinde al rebaño y es absolutamente insobornable. Es Bianquetti, de aspecto feroz y fuerza sobrehumana. Benito Olmo es un gran narrador.


    'Los crímenes de Alicia', de Guillermo Martínez, nos adentran en el rico mundo de Lewis Carroll (y sus sospechosas actitudes hacia las niñas), en el juego de los asesinatos, las matemáticas y la lógica del célebre catedrático en Oxford. Un reto para la mente y un disfrute excelso para los cinco sentidos. Literatura de nivel, Premio Nadal.


    'El artesano', de Sharon Bolton, es oro puro. Magia negra, terribles crímenes con niños como víctimas, una localidad maldita en la campiña inglesa, historias de brujas... Es como la Trilogía del Baztán con el tamiz brutal y ocultista de los británicos. Muchos sospechosos y mucha maldad suelta. Excelente y original.


    'Adictos al caos', de Carlos Meneses Nebot. Inclasificable. Divertida. Dura. Terrible. Esperpéntica. De lo mejor de la novela policíaca con toques surrealistas. Crítica social máxima entre personajes inolvidables. Malos, cutres y frikis. El universo del escritor mallorquín es rico y magistral. Inigualable.


    'La Frontera', de Don Winslow. Un novelón. Una trilogía que se cierra en forma de epopeya del narco desde los inicios del terrible Cártel de Sinaloa y la impotente lucha de la DEA contra los mafiosos mexicanos. Es un libro enorme. Como los son 'El poder del perro' y 'Cartel', los dos primeros de la saga. ¡¡¡Superior!!!    

lunes, 22 de abril de 2019

'Sabotaje', de Pérez-Reverte: una gozada

    
    Todos los libros de Arturo Pérez-Reverte son una gozada. Y la tercera entrega del espía Falcó no es un excepción. El genial escritor cartagenero ha creado un personaje inmortal y de gran personalidad, en la línea del Capitán Alatriste.

    Porque Lorenzo Falcó es una especie de 007 versión hispana. Un aventurero enrolado por casualidades de la vida en el servicio secreto de Franco. Dirigido por el almirante gallego cascarrabias y agarrado, conocido como 'El Jabalí', es enviado a las misiones más complicadas, difíciles y mortales.


    En esta ocasión estamos a principios de 1937 y Falcó deberá hacer frente a una doble misión casi suicida: eliminar a un famoso escritor y aviador francés, veterano de la Guerra Civil, y destrozar el cuadro 'Guernica' que Picasso está pintando para el Pabellón de la República en la Exposición Internacional de París 1937.

    Apoyado en un espía alemán y en los nacionales en Francia, el 007 hispano se enfrentará a varios problemas al mismo tiempo. Su planta, como la de Rodolfo Valentino, también le acarreará algunos disgustos y muchas satisfacciones, sobre todo con una rica heredera estadounidense.


    De lo mejor de la novela es el encuentro con el borracho, explosivo y pendenciero Ernest Hemingway en el baño de un antro tras hacer amistad con Marlene Dietrich. Su relación con Picasso es también un  momento brillante de la novela. Lo mismo que con una modelo reportera de guerra en España. 

    Pérez-Reverte lo ha vuelto a conseguir y se ha superado en esta pedazo de novela tras las magníficas 'Falcó' y 'Eva'. Es un genio para crear personajes de gran calado, situaciones excepcionales y un ambiente que se puede tocar con las manos. 

    El bien y el mal son meros adjetivos en este tablero de inteligencia, acción, mentiras, traiciones y una pizca de lealtad.

    En definitiva, una gozada total y absoluta.

martes, 16 de abril de 2019

'La maniobra de la tortuga', de Benito Olmo: un feliz descubrimiento

    
    'La maniobra de la tortuga', de Benito Olmo, es un feliz descubrimiento. Porque se trata de una novela negra de calidad, con alma de clásico y un protagonista de primer nivel.


    Este libro de disfruta de principio a fin. Dentro de su negritud más auténtica esconde una historia profunda y cargada de crítica social a los poderosos que casi siempre escapan de las redes de la justicia.

    Manuel Bianquetti, el policía protagonista, enviado a Cádiz por un error del pasado, es una de las creaciones más entrañables de los últimos años. Dos metros de altura, pinta de estibador y fuerza bruta en mente de caballero del siglo de oro. Primero, la justicia, y segundo, la lucha contra el corrupto. Esas podrían ser sus máximas.


    Ante las palizas y violaciones a jóvenes sudamericanas se esconde una historia brutal que Manuel intentará desentrañar caiga quien caiga. Corrupción empresarial y policial se situarán en su camino. Sicarios, macarras, violencia de género y el ambiente gaditano harán el resto.

    Una muy buena novela. Ya con ganas de leer la siguiente. Una historia que no deja indiferente y que está perfectamente narrada. Todos los movimientos son interesantes. ¡¡¡He disfrutado mucho!!!

jueves, 11 de abril de 2019

'Els àngels em miren', d'en Marc Pastor: la millor de l'any

    Marc Pastor és un dels millor escriptors de novel-la negra de l'actualitat. Si ja va fer esclatar el gènere criminal i fantàstic amb 'La mala mujer', 'Bioko' i 'El año de la plaga', amb 'Els àngels em miren' ha donat forma a una obra potser insuperable.

    Dins una història boja i tèrbola, Pastor ha aportat el seu toc especial -i poderós- a una narració amb gust al millor Andreu Martín i Albert Sánchez Piñol. Ha creat un protagonista, caporal dels Mossos, amb un passat més que esfereïdor nascut en circumstàncies sobrenaturals a la Guinea Equatorial

    Resulta que Abraham Corvo posseeix uns poders molt especials i que haurà de menester per empaitar un assassí en sèrie malaltís, que s'esmuny inexplicablement i fa servir símbols satànics per assolir una estranya meta.

    A l'acció dels policies per descobrir-lo, després de massacrar dues nines a Sant Andreu, es barregem envejes i odis entre els diferents grups investigadors dels Mossos, i les dèries dels seus caps, diversos, diferents, fatxendes, altius i mandrosos.


    A més, un psicòpata engarjolat, germà d'una de les assassinades, farà servir màgia negra per venjar la mort de la seva germana. Una forma de fer esclatar el que anomenen Senyor Matanza.

    En definitiva, la millor novel-la que he llegit el 2019. Perquè barreja escenes de Seven i 'El silenci dels anyells' amb el món d'en Sánchez Piñol i Andreu Martín, juntament amb moments terribles, on la por més bàsica i ancestral, i la sang més terrible, ho embruten tot.

    Bestial, no recomanat per a lectors llepafils, pomots o bledes.

sábado, 23 de marzo de 2019

'Los crímenes de Alicia', de Guillermo Martínez: intriga y literatura de las buenas

    
    'Los crímenes de Alicia', de Guillermo Martínez, es una muy buena novela. Muy bien escrita y que se disfruta desde la primera hasta la última página. No en vano recibió el Premio Nadal 2019, uno de los más prestigiosos en lengua española.

    Tomando como modelo la vida de Lewis Carroll, su vida de matemático y lógico destacado, sus fotos a niñas y los maravillosos libros sobre Alicia en el País de las Maravillas, se construye una historia perfecta, como si fuera un mecanismo de un Rolex.

    La intriga y los apuntes sobre la posible pedofilia -o no- de Carroll centran la historia, que recorre la Hermandad de Lewis Carrol de Oxfort, en la que participa como espectador un joven matemático argentino y su mentor escocés.

    A base de pistas, intentarán destapar una sucesión de crímenes basados en los libros de Alicia y su Wonderland. Las pistas están dispersas y son demasiado sofisticadas para desentrañar. La trama se irá complicando a medida que los asesinatos se vayan produciendo.

    El desenlace está muy bien logrado. La forma de narrar de Martínez es perfecta. Deja, además, muestras de sus conocimientos históricos y de la lógica cuya cuna principal es Oxfort y Cambridge. Hay mucha y muy buena cultura de fondo -y filosofía- en una novela negra -o policíaca- de alto voltaje y elevadas miras.

    En definitiva, es una gozada para todos los sentidos. Es un despliegue de inteligencia en grado sumo. De literatura de la buena. Disfrutémosla a tope!!!

viernes, 15 de marzo de 2019

'El artesano', de Sharon Bolton: inquietante, oscura y potente

    'El artesano', de Sharon Bolton, es una gran novela, de las mejores de 2019. Mezcla a la perfección la trama más negra con toques mágicos. Lo tenebroso y gótico se dan la mano con una historia de asesinatos en serie, aderezada con brujas y una secta secreta y peligrosa.

    La desaparición de niños en un pueblo de los páramos ingleses norteños hará que en 1969 la joven y prometedora inspectora Florence Lovelady se enfrente a un doble reto: ser admitida por sus compañeros varones y descubrir a un oscuro criminal que asesina niños de manera brutal.

    Treinta años después, los trágicos sucesos parecen tomar vida en el entierro del principal sospechoso de la masacre.


    Este libro de novela negra, más bien thriller poderoso y oscuro, es una delicia. Es intenso y gótico. Está repleto de crimen e intriga. Muestra una dura batalla entre el bien y el mal. Y presenta a unos personajes de doble filo. No te puedes fiar de nadie.

    De lo mejor que se ha publicado en 2019. Diferente, original y muy, muy inquietante. Un cóctel explosivo con olor a 'Penny dreadful', 'Las brujas de Salem' y 'El alienista'. 

    Y cierto toque de 'El guardián invisible' de Dolores Redondo.

jueves, 7 de marzo de 2019

'Adictos al caos', de Carlos Meneses Nebot: un despiporre en la línea de Berlanga y Jean-Patrick Manchette

    La Cuqui devoradora de patatilla. El Quini, de farlopa, fulanas y Hummer. El Willy atascando los váteres con toallidas y haciendo las deposiciones en el jardín de la urbanización. El Chulo -jefe del grupo antiatracos- con su deportivo y conchabeado con La Trini la jefa del poblado de la droga. 

    El yonqui Santi y la puta Soraya ("no hago cuscús, porque engorda, y no soy mora, soy de Ceuta y me gusta la paella") dando un palo gordo. El uruguayo Nazar molido a ostias por no vigilar las cuadras desde la tienda de campaña. El tío Peluca, exnovillero, que lleva el bar del poblado de la droga, pero solo sirve cerveza en botella porque la cafetera no funciona. O el cachas Jorge Juan, casado con una pilingui del Este.

    'Adictos al caos', de Carlos Meneses Nebot, es un despiporre. El humor, la crítica social y la temática negra, en esta novela protagonizada por la gente más cutre, a la vez que peligrosa, dominan la situación y hacen disfrutar al lector como un niño con PSP nueva. La fauna que por aquí se mueve es de vodevil del bueno.


    Sería de risa si no fuera tan serio. Porque bajo la imagen esperpéntica y garrula del 'clan de los Chungos' se esconde una estirpe gitana mafiosa, narcos y muy peligrosa. Impunes gracias a la protección policial.

    Claramente la acción podría suceder en Barcelona, Almería o Alicante. Pero yo le veo un claro paralelísmo con la 'Operación Kabul' (desmantelamiento de un clan de narcos en Son Banya, aquí poblado de La Lebrija) con La Paca (La Trini), La Guapi (La Cuqui), El Ico (el Quini) y Pepote (El Chulo) en los roles principales.

    Un pedazo de libro. Tremendamente divertido. Con unos personajes singulares y con unas vidas de película-comedia entre berlanguiana y de Jean-Patrick Manchette. Las collejas que pega La Trini a sus hijos pequeños, el Quini y la Cuqui, son de órdago, mientras ellos le dicen: "maaaaama, pero yo qué he hecho, ahora?"


    Una nueva pieza de orfebrería del ya gran escritor Carlos Meneses Nebot, autor de otras novelas por el estilo, entre ellas la buenísima 'El último trabajo de Germán Cárdenas' o la genial 'El cuervo a través del cristal'.

    El principio es demoledor y el final de genio. Entre medias, la diversión está asegurada. Realmente, los personajes son unos perfectos "adictos al caos".

miércoles, 6 de marzo de 2019

'La Frontera', de Don Winslow: im-pre-sio-nan-te

    No se puede superar 'El poder del perro', la primera parte de la trilogía del narco. Pero sí se puede escribir una novela total como es 'La frontera', el libro del Don Winslow que cierra la saga de Art Keller y el Cártel de Sinaloa. ¡Tremenda epopeya!

    Tras la bestialidad -metafórica y literalmente- de 'El poder del perro', con Miguel Ángel Barrera, capo de Sinaloa, como personaje principal, llegó 'El cártel', con Adán Barrera como protagonista, y ahora se publica 'La frontera', el desenlace a esta historia de 40 años de lucha del agente de la DEA, Arturo Keller, contra Sinaloa y Los Zetas.

    En el libro conclusión, de casi 1.000 páginas, hay unos capítulos paralelos, sobre la miseria de México y Guatemala, en manos de 'maras' y narcos, que son una delicia. Sobre todo, el increíble periplo de Nico, de 10 años, para llegar en 'la Bestia' a Estados Unidos. Su periodo en el correccional es sublime.


    Después está la maestría narrativa de Winslow, a quien han comparado con Mario Puzo, autor de 'El padrino'. Es tan claro a la vez que intenso que nos aplasta con sus terribles historias, aderezadas por cierto aire de esperanza.

    Porque aquí lo que menos cuenta es la verdad. No se puede acabar con el poder del perro (del narco), un Estado paralelo enormemente rico, que todo lo mata o compra (plomo o plata) y con la fuerza de todo un país.

    Keller, veterano de cientos de guerras, lo ha intentado a lo largo de cuatro décadas... y nada ha cambiado.


    'La frontera' es, además, un libro denuncia, lo buenos no lo son tanto, y los malos, llegan a ser queridos. La muerte habita en todas las páginas, junto a la traición, el sexo, la ambición y las ejecuciones más crueles.

    'La frontera' es la obra cumbre de ese genio llamado Don Winslow, un cierre magistral a una saga magnífica, poderosa e inquietante.

domingo, 3 de marzo de 2019

'Infiltrada', de D.B. John: un rollo

    'Infiltrada', de D.B. John, es un rollo. Lo único interesante es ver la realidad del día a día en la finca de Corea del Norte. Lo demás, con la CIA, la investigadora traumatizada por la desaparición de su hermana en una playa de Corea del Norte, etc, etc... es una brasa aburrida y poco original. 

jueves, 14 de febrero de 2019

Las mejores escritoras de novela negra


Las mejores escritoras de novela negra en español.
    
    Las autoras de novela negra están en auge. Desde que en 2013 Dolores Redondo publicara 'El guardián invisible' se ha producido un despegue en el número de obras de calidad (policíacas, thriller,  crimen, noir) producidas por escritoras españolas. 

    La 'Trilogía del Baztán' (novela negra con fantasía, terror y leyendas ambientada en Navarra) de Dolores Redondo es exquisita e imprescindible. Además, de 'El guardián invisible' la integran 'Ofrenda a la tormenta' y 'Legado en los huesos'. Su protagonista, la policía Amaia Salazar es uno de los personajes más conseguidos del género policiaco.


    La otra autora top también procede del norte, más concretamente de Vitoria. Se trata de Eva García Sáenz de Urturi, autora de la denominada Trilogía de la Ciudad Blanca, con las obras, también imprescindibles, 'Los ritos del agua', 'El silencio de la ciudad blanca' y 'Los señores del tiempo'. 

    El protagonista es 'Kraken', un torturado agente que se las verá con sádicos asesinos en serie, que utilizan las tradiciones y la magia para asesinar.

    Junto a estas, destaca en el panorama de creadoras de novela negra de calidad Carme Riera, académica de la lengua, y escritora de literatura de gran nivel. Suyas son las geniales 'Naturaleza casi muerta' y 'Venjaré la teva mort'.

    La precursora en España fue Maria Antònia Oliver, esposa del fallecido Jaume Fuster, autor este último de la genial 'De mica en mica s'omple la pica', y que en 1985 escribió una obra magna en català 'Estudi en lila', protagonizado por la investigadora Lònia Guiu. 

    Una joven mallorquina que trabaja en la seguridad de una gran superficie en Barcelona y cuyo sueño es abrir su propio despacho de detectives

    Ana Martí es otro de mis personajes preferidos. Es periodista en la Barcelona de la posguerra y, aunque la destinan a sociedad, lo que más le gusta es investigar extraños asesinatos para 'El Caso'. Su creadora es la genial Rosa Ribas mano a mano con Sabine Hofmann. Protagoniza las novelas de lectura obligada: 'Don de lenguas', 'El gran frío' y 'Azul marino'.

    Actuales y de calidad más que demostrada son Inés Plana y su bestseller 'Morir no es lo que más duele'; 'El bosque de los inocentes', de Graziella Moreno; y 'Los niños desaparecidos', de Patricia Gibney.

     Enormes libros de la literatura negra son 'Los muertos viajan deprisa' de Nieves Abarca y Vicente Garrido, protagonizada por una mujer de peso, con carisma y valentía, la inspectora Valentina Negro. 

    También destaca una pedazo de escritora, la barcelonesa Susana Hernández  creadora de una pareja de policías similares a 'Starsky y Hutch', versión femenina, llamadas Rebeca Santana y Miriam Vázquez 'La Marquesa'. 'Cuentas pendientes' y 'Contra lascuerdas' son geniales. 


    Porque Susana Hernández es una escritora descarnada, directa y dura. 
    No hace concesiones y eso se agradece en un mundo dominado por los circunloquios y lo políticamente correcto.
    Es una gozada en todos los sentidos. Ha creado una pareja de agentes inolvidable.

    PD: 'Puerto escondido', de María Oruña, es una gozada. Sus dos protagonistas son inolvidables, Oliver, y la teniente Valentina.

martes, 12 de febrero de 2019

Las mejores novelas negras y policíacas para el invierno 2018/2019


    'Habana Skyline', de Vladimir Hernández. La segunda entrega de la Trilogía Noir de Cuba es una gozada. Ya fue un descubrimiento la magistral primera parte, 'Habana Réquiem'. En esta ocasión la trama sigue por sus derroteros negrísimos y con personajes siempre al borde del precipicio. Toma fuerza el tremendo teniente de la PNR Eduardo 'Eddy' Serrat, rodeado de sangre, muerte, corrupción, drogas y traición.


    'El sol verde', de Kent Anderson. Ha sido el descubrimiento del año. Es una novela diferente, con una gran carga literaria y una profunda base filosófica. Las andanzas del solitario patrullero Hanson, por las calles de Oakland en 1983, mezclan acción con magia. Este veterano del Vietnam deja los libros para reingresar en el cuerpo con 38 años y se las verá con los capos de la mafia, los negros traficantes y sus propios jefes. Un libro bello, duro y sin concesiones.


    'Ya no quedan junglas adonde regresar', de Carlos Augusto Casas. Aunque no es una novela publicad este año, es para mí, la mejor que he leído en mucho tiempo. Aúna la brutalidad con la que asesinamos aquí -recuerda a los cuadros negros de Goya- con el humor negro de España. Además, la trama es muy original. Como si Justino, Asesino de la Tercera Edad, se reencarnara en una versión patria de Carlito Brigante. Es un libro espectacular, brutal y salvaje. Uno de los imprescindibles, sin duda. Una joya.


    'Los niños desaparecidos', de Patricia Gibney. Un thriller oscuro ambientado en Irlanda, en la que un asesino misterioso está acabando con la vida de adultos que, de niños, fueron acogidos en un tétrico internado. Es una poderosa novela, protagonizada por una detective especial, Lottie Parker, bebedora sin límites y traumatizada por su pasado. Miedo y bajas pasiones dominan este libro repleto de suciedad, sangre y malas personas.


    'El asesinato de Laura Olivo', de Jorge Eduardo Banavides, es otro de los libros del año. Una noticia alegre y una novela inesperada que transcurre entre los barrios de Usera y Lavapiés. Dura y con personajes sin escrúpulos, mantiene un tono de amor romántico entre dos personas procedentes de sendos mundos diferentes. Dentro de su descreimiento y escepticismo, enciende una llama en nombre de la esperanza. El personaje principal, 'Colorado' Larrazábal, exagente en Lima, da para una serie.   

lunes, 11 de febrero de 2019

'Asesinos de series', de Roberto Sánchez: no la he acabado

    'Asesinos de series', de Roberto Sánchez, es una novela que no he acabado porque no me ha enganchado.

    Y no es porque el argumento sea mínimo, que no lo es. Todo lo contrario. Los extraños asesinatos basados en series conocidas, readaptadas por tres frikis para hacer una serie de televisión, atrapan. Al igual que una trama que se va complicando por momentos.

    Pero a mí no me ha convencido. No he disfrutado al leerla y he preferido buscar otra novela negra. Quizás es porque alguno de los personajes es poco creíble o porque los tres amigos frikis, que viven en un piso de Lavapiés, son poco atractivos en su conjunto.

    De todas maneras, es un libro que ha recibido buenas críticas por su originalidad (es cierto) y por su trama (que a mí no me ha acabado de enganchar).

miércoles, 6 de febrero de 2019

'La última mentira', de Mary Kubica: mantiene la tensión hasta el final

    Los libros de Mary Kubica poseen una virtud: mantienen la tensión desde el principio hasta el final. Nada es lo que parece. La narración, normalmente en dos espacios temporales, ayuda a que este puzzle casi perfecto atrape al lector hasta la inesperada conclusión.

    No es el tipo de novela de suspense que más me gusta porque no es literatura negra. Es un thriller psicológico en el que una muerte extraña es analizada desde diferentes puntos de vista, haciendo uso de una intriga muy trabajada y una historia que parece normal, pero es todo lo contrario.

    Es cierto que hay momentos y escenas de gran carga emocional. Pero también los hay evitables. Por ejemplo, me he saltado la paja de lo que considero son demasiadas comidas de cabeza de los personajes cuando narran sus acciones (prefiero los diálogos a la excesiva introspección descriptivo-narrativa).

    En definitiva, una familia en principio perfecta que realmente no lo es. La mentira lo abarca todo cuando se prometieron transparencia.

    Es un muy buen libro para los locos de esta escritora y para los enganchados a los thrillers políciaco psicológicos.

    Nota: notable alto.

sábado, 2 de febrero de 2019

'La isla de las últimas voces', de Mikel Santiago: asfixiante y terrorífica

   
    'La isla de las últimas voces', de Mikel Santiago, no es la mejor novela de este fenómeno (notable alto, las otras tres son de sobresaliente), pero es un muy buen libro. Engancha desde el principio, mantiene un suspense 'in crescendo' y una intriga que jamás se disipa.

    Ambientada en una isla perdida en el norte de Escocia, azotada por una gran tormenta, donde ocurre un extraño accidente, que cambiará para siempre la paz y la tranquilidad de este bucólico espacio.
   
En la línea de terror, ciencia ficción, miedo psicológico y thriller poderoso, la creación del genio de Portugalete se asemeja a los mejores libros de Dean Koontz e incluso tiene algún parecido al rico y tenebroso mundo de Albert Sánchez Piñol.

    La protagonista principal es una española, Carmen, que, por esas cosas de la vida y tras sufrir un terrible trauma vital, acaba trabajando en un hostal de la minúscula isla, ahora en decadencia después del cierre de la plataforma petrolífera.

    El otro personaje principal es un soldado que repentinamente aparece por la isla con una misión suicida.

    Destacan los personajes de los pescadores, la fanática religiosa, el alcalde, al alguacil, la propietaria del hostal, el hippie jubilado... todos ellos dando consistencia a una atmósfera violentísima y asfixiante. Hay escenas sensacionales con gran carga emotiva.

PD: Recomandadísimas las anteriores obras de Santiago, las geniales 'El extraño verano de Tom Harvey', 'El mal camino' y 'La última noche en Tremore Beach'.

viernes, 25 de enero de 2019

'Espíritus inquietos', una nueva aventura de Sherlock Holmes, de Bonnie MacBird: una delicia

    "-Qué desperdicio -observé-, Con tanta riqueza y tantas comodidades, me parece ridículo luchar por el prestigio y el poder. Uno pensaría que hay suficiente para todos.

      -Nunca subestime la codicia humana, Watson. La codicia, los celos, el miedo y la venganza son los cuatro motivos principales para el crimen. Nadie es inmune."
    
    'Espíritus inquietos', que lleva como subtítulo 'Whisky, fantasmas y crímenes' es una nueva aventura de Sherlock Holmes escrita -a la perfección- por Bonnie MacBird, quien hace honor -y homenaje- a la maestría de sir Arthur Conan Doyle.

    "-Era poco antes de la Navidad de 1870 y los chicos estaban haciendo sus exámenes y preparándose para volver a casa a pasar las vacaciones. Sherlock, a sus quince años, ya era un joven taciturno; solo a mí me hacía partícipe de su ingenioso sentido del humor. En Fettes estuvo muy solo, aunque tal vez esté dándole demasiada importancia. El que es verdaderamente introspectivo no necesita la escandalosa compañía de los demás".

    Este es un libro delicioso, para los amantes de la inmortal pareja Holmes-Watson, pero también para los locos de la novela policíaca de nivel. La calidad de la historia no envidia en nada -guardando las distancias- a Doyle.

    "-Responde a cualquier petición, abuela, y siempre mantiene un equilibrio sereno y tranquilo (...) Supongo que otras jóvenes desearían despertar emociones en él, pero yo entiendo que su distanciamiento es probablemente una manera de ocultar su naturaleza profundamente emocional, y por eso ha de pagar un precio muy elevado".

    La trama está muy trabajada y atrapa desde el principio. El detective y su amigo el doctor están sin un chelín y una bella joven escocesa les propone investigar misteriosas muertes y desapariciones en el castillo de su familia, situado en un paraje repleto de leyendas, en las Highlanders.

    Entre medias, su hermano, Mycroft Holmes, responsable del servicio exterior de Gran Bretaña, los enviará a Montpellier a proteger a un científico amenazado que busca un antídoto contra la terrible filoxera.

    Después, la investigación del caso en el castillo del clan McLaren se convertirá en un enorme reto para el poderoso intelecto del habitante de Baker Street 221B. Traiciones, apariciones, muertes de bebés y criadas, una maldición y el imperio del whisky darán pie a unas aventuras de alto voltaje.

    Paralelamente, John Watson descubrirá facetas secretas de la juventud de Holmes que en buena medida explican parte de sus excentricidades.

    He disfrutado mucho con este novelón con regusto al más auténtico Holmes. Con una trama potente y unos personajes más que atractivos. Muy recomendado. Se disfruta hasta el final y no se puede dejar de leer.