jueves, 17 de octubre de 2013

'Blancanieves debe morir', de Nele Neuhaus, muy buena hasta la página 350

   
'Blancanieves debe morir' de Nele Neuhaus, es una obra irregular, si bien hasta las tres cuartas partes del libro la intensidad narrativa se mantiene 'in crescendo', después y, hasta el final, el interés por esta historia, entre negra y policiaca, decae. 

    Su nota es de notable alto, pudiendo ser de sobresaliente de no ser porque pareciera que a la autora le entró la prisa por cerrar una trama con mucho gancho y personajes más que atractivos.

    Se echa en falta haber trabajado más en profundidad al personaje principal -que poco a poco se diluye en beneficio de los investigadores, otro error-, Tobias Sartorius, condenado a 10 años de cárcel por matar a sus dos ex novias de 17 años (Laura Wagner y Stefanie Schneeberger) tras una despedida de instituto cerrada con una borrachera descomunal.

    El clima de opresión logrado en el pueblo es total, las palizas que recibe Tobias son fenomenales y a manos de los más variopintos personajes; el malo es malísimo y pervertido; su hijo es un ministro de Educación entre malo y tontolillo; su mujer una pérfida doctora... Aunque todo ellos viven en un mundo de apariencias felices con un fondo de amargura, abusos y malos pensamientos.

    Conclusión: se devoran 350 de sus 432 páginas. El final es como una gaseosa destapada durante varios días.