viernes, 28 de octubre de 2016

'No me falles', de Don Nadie: adictiva

 
    Pese a que todos los personajes hablan como si fuera uno solo, es decir, no hay diferencia entre ellos ni profundidad psicológica, la trama es absorbente, te atrapa y te engancha hasta el final. 

    No puedes dejar de leer para conocer qué pasó con el desparecido 'Niño de los altramuces'.

    En cada capítulo hay pequeños datos sobre lo ocurrido. Hay variaciones de la trama. Cada uno de los protagonistas, surgidos a partir de un núcleo duro, 'el club de los cinco', podría ser el culpable de la extraña desaparición de Jonathan Velázquez, de siete años de edad, en una playa de Cádiz un año antes.

    Ricardo, joven periodista en Madrid, regresa a su pueblo de la costa gaditana para investigar un caso que llevó a sus padres  ala muerte. Allí se dará de bruces con una extraña y poderosa conjura, y a sus cinco mejores amigos, muy cambiados a partir de la tragedia.

    Entonces se sucederán una decena de muertes extrañas que intentan ocultar lo que realmente pasó con Jonathan, hijo de un concejal que maltrata a su mujer e hijos. 

    A pesar de algunos diálogos infantiles y demasiado planos, la verdadera fuerza de la obra son los continuos giros, lo que esconde cada uno de los personajes y el suspense y temor que invade toda la historia.

    Me ha gustado mucho. Es adictiva. Absorbente. Y muy sorprendente. Muy original el punto de vista del narrador invisible y de los personajes 'ÉL' y 'ELLA'.