jueves, 4 de septiembre de 2014

'Los hombres mojados no temen la lluvia', de Juan Madrid: se sale, se sale, se sale

     
    Maestro, maestro y maestro. Chapó, chapó, chapó. Como siempre Juan Madrid es el más negro entre los negros, con el permiso de Andreu Martín y Francisco González Ledesma

    Hay que quitarse el sombrero, el abrigo, los pantalones... y el resto. 'Los hombres mojados no temen la lluvia' es puro caviar en forma de novela negra. Trama perfecta, historia oscura e intensa, personajes desequilibrantes, espacios acordes con la negritud del alma de Juan Madrid, representado en el libro por su alter ego: Juan Delforo.

    La inmisericorde y casi irreductible mafia calabresa ('Ndrangheta) aparece en este tour de force del escritor madrileño quien sigue recorriendo las calles repletas de macarras y prostitutas marca de la casa (como en toda la estratosférica serie de Toni Romano).

    Abogados que ayudan a meretrices, putas que roban a capos, ricos que participan en orgías desgarradas, policías sin vocación que persiguen a viejos amigos, 'grandes mastros' de logias mafiosas, 'uomini d'onore' de Calabria, asesinos a sueldo inexpertos...

    Con todo ello, Madrid crea una obra poderosa, descorazonadora, repleta de amor prohibido y mentiroso, que golpea con un directo al estómago, penetra en el cerebro como una 'black and decker' afilada y llena de óxido, y nos deja descompuestos.

    El pobre Liberto Ruano se las lleva de todos los lados. Le dan más estopa que a un muñeco de feria. Aunque al final hay sorpresa.
    
    Además, durante todas las páginas de este novelón, el autor destila una cultura inmensa. Recupera libros poco conocidos para el público en general como 'Crimen y costumbre en la sociedad salvaje' de Bronislaw Malinowski, entre otros muchos.