martes, 6 de octubre de 2015

'Cinco días de octubre', de Jordi Sierra i Fabra: deliciosa

    Todas las novelas de la serie negra protagonizadas por el inspector republicano -exinspector en la España franquista- Miquel Mascarrel son una delicia. 

    En la tercera entrega de la saga, excelentemente escrita e ideada por Jordi Sierra i Fabra, siguen las tramas oscuras, los personajes turbios, los asesinatos bestiales y el ambiente de una Barcelona de posguerra con miseria, catecismo, represión y, sobre todo, hipocresía.

    Un poderoso -y sádico- empresario busca a Mascarrell para que éste, con buenas relaciones con el mundo anarquista, localice dónde está enterrado el cuerpo de su sobrino, un Sáez de pura cepa, asesinado 12 años antes, en 1936, por un amigo suyo de la CNT.

    Una vez más, Jordi Sierra borda el ambiente, la historia, el suspense, los diálogos y el incierto final. Sigue siendo un libro que se devora con ansia, se disfruta al máximo y afecta a la 'patata'.

    Una novela negra poderosa, muy bien trabajada, perfectamente realizada. Una gozada para los amentes de los libros criminales complementados con una crítica social en toda su plenitud.