jueves, 19 de julio de 2018

La mejor novela negra para el verano 2018

    'El año de la plaga', de Marc Pastor. Uno de los mejores comienzos de novela que he leído en años. Es poderoso, incisivo y muy inquietante. El misterio, el suspense y el miedo nos envuelven por momentos. Pedazo de historia. El humor, entre irónico, crítico y sarcástico, es un acicate para leer a ese maestro de la narrativa, autor de las geniales 'Bioko' y 'La mala mujer'. Recuerda un poco a otro genio del terror surrealista: Albert Sánchez Piñol.


    'El asesinato de Laura Olivo', de Jorge Eduardo Benavides. Otra de las novelas del año. Muy bien escrita. Con un personaje que da para una segunda parte, el 'Colorado' Larrazabal, expolicía peruano reconvertido en investigador en Lavapiés. Con su novia la 'Morita' intelectual y su amigo, un inspector español, conforman un trío que busca a la asesina de una poderosa agente literaria y al sicario que mató a un exfiscal latino.


    'Plato de mal gusto', de Álvaro Aguilera Fauró. Es una delicia. Con un personaje que, salvando las distancias, recuerda al asesino a sueldo de Manchette, que lo quiere dejar, pero no se lo permiten. Es una historia dura y muy castiza. Con un entramado turbio y peligroso. El comienzo es muy bueno. Los personajes tiene su punto. Y hay pasajes de un humor a lo Eduardo Mendoza. Las chonis del extrarradio aportan un puntito pícaro y socarrón.


    'Indómito', de Vladimir Hernández. Un libro negro, negrísimo, ambientado en La Habana, con una carga crítica poderosa. Los personajes son de lo peor. La historia es dura, en la línea de algunos libros del maestro Alexis Ravelo. Es la historia de una venganza justa y cruel. Los protagonistas caminan a todas horas por el filo de la navaja. Aunque la amistad y el amor también tienen su espacio. 'El precio del poder' pulula por entre sus personajes.


    'Cuentas pendientes', de Susana Hernández. Una gozada. Una historia tremenda. Muy bien hilada. Con subtramas potentes. Es una narración repleta de intensidad. Las protagonistas son dos agentes del Cuerpo Nacional de Policía en Barcelona. Una de ellas, lesbiana, enamorada de una abogada de la alta burguesía que da mucho juego. Se enfrentan a asesinos en serie, pedófilos, psicópatas... Son unas 'Starsky y Hutch' hispanas con poderío.

martes, 17 de julio de 2018

'L'illa sense memòria', d'en Joan Mas i Quetglas: novel-la negra sobre el Club Bilderberg balear

    'L'illa sense memòria', d'en Joan Mas i Quetglas, és un tros de novel-la que es pot qualificar de negra, barrejada amb suspens, acció i història.

    Es centra en la investigació d'un simple redactor d'un diari illenc, el poca cosa d'en Ferrà, sobre assassinats de republicans a la Guerra Civil a Mallorca i del robatori de terres i joies als xuetes per part de falangistes i nobles franquistes. 

    Tot això tapat i callat durant 80 anys: qualsevol que hi ficava el nas... o era comprat o sofria les conseqüències essent aïllat i marginat social i econòmicament.

    No és un lllibre típic i tòpic sobre la memòria històrica. És una gran novel-la que arranca a Praga i finalitza a Berlín. Mentres, el treball d'en Ferrà per destapar la conxorxa quasi milenària del Círculo Patriótico Honderos (una espècie de Club Bilderberg balear) el durà a ser perseguit per sicaris i agents de seguretat privada, i ser amenaçat pel seu director i individus del Círculo, un grapat de gent molt poderosa que no dubta a l'hora de fer desaparèixer per sempre les amenaces periodístiques.

    També hi ha estranyes desaparicions d'investigadores estrangeres a Palma i tot un remenat que té una resposta als Alps alemanys.

    Va ser Premi de Narrativa Vila de Lloseta el 2012, però ben bé hagués pogut guanyar el Ramon Llull. Res a envejar a llibres d'en Lorenzo Silva, Sebastià Bennàsar ó González Ledesma.

lunes, 9 de julio de 2018

'Echo Park', de Michael Connelly: repleta de suspense y acción

    'Echo Park', de Michael Connelly, es una novela policíaca muy entretenida. Está cargada de suspense del bueno y acción desenfrenada. Los giros son sorprendentes y están muy trabajados. 

    Es un libro que hay que leer para disfrutar de este personaje, entre héroe y perdedor, que es el detective Harry Bosch, de la Policía de Los Ángeles.

    En esta ocasión, destinado a Casos Abiertos, se dará de bruces con la posible resolución del asesinato de una joven quince años atrás. A lo que se suma el descubrimiento de un asesino en serie con doble fondo y una trama política enrevesada que salpica a gente poderosa.

    El punto culminante de la obra, el que lo desencadena todo, es más que original y potente.

    La historia hace que se devore la novela hasta el final. Hay que conocer el por qué de lo que sucede. Y Bosch está más que solo ante un poder que intentará aplastarlo.

lunes, 25 de junio de 2018

'La cola de la serpiente', de Leonardo Padura: deliciosa, como toda la serie del teniente Mario Conde

    "Rufino giraba apaciblemente en su pecera. Sus temibles aletas de pez peleador batían con suavidad el agua y lo impulsaban en aquella danza circular que solo terminaría con la muerte del animal... Y se reanudaría con la llegada del siguiente Rufino, siempre idéntico al anterior, y al ante anterior, y al de más atrás, pues el pez rojo y su vida de ciclos repetidos ofrecían al Conde la sensación de que algo en el mundo podía ser, o al menos parecer, permanente e inmutable. 

      'Vivimos en eso, Rufo, le dijo el Conde a aquel Rufino.: 'todo el tiempo dando vueltas en el agua sucia, hasta que nos jodemos. Pero siempre habrá otro dispuesto a empezar a girar: hasta que se joda todo, ¿no?..."
    
    'La cola de la serpiente', de Leonardo Padura, es una novela ligera de temática negra, negrísima, en la que se hace un homenaje a la colonia china de La Habana.

    El exteniente de la policía Mario 'Mayo' Conde, rememora su época de agente, cuando tuvo que investigar el cruel asesinato de un chino con extraños símbolos mágicos en el cuerpo.

    A partir de aquí nos encontramos con el universo Padura en la serie de Conde. Su ex, sus amigos ('El Flaco' Carlos es uno de los más llamativos), su relación con sus compañeros policías y las patrullas con el especial sargento Manolo.

    O la relación diferente que tiene con el mayor Rangel, su superior, amante del ron Santiago y los puros habanos.

    La verdad es que parece que leemos a Kurt Wallander (Henning Mankell) o a Kostas Jaritos (Petros Markaris), por el tipo de protagonista, un verso libre, diferente, un agente algo loco y bebedor, mujeriego que, sin embargo, conserva un ápice de intelectualidad e inocencia en su alma, mientras se ve abocado a bucear entre lo peor de la sociedad.

    Muy entretenida. Más que una novela negra. Un fresco de la Cuba de 1989 y de sus gentes. Deliciosa como 'Pasado perfecto' ó 'Paisaje de otoño'.

martes, 19 de junio de 2018

'El asesinato de Laura Olivo', de Jorge Eduardo Benavides: un novelón, literatura negra excepcional

    
    'El asesinato de Laura Olivo', de Jorge Eduardo Benavides, es un novelón. Una historia negra repleta de suspense y poblada por personajes de primera categoría.

    "Lo único para lo que no hay una pauta que valga, Colorado: el ser humano". Comandante Carrión  en la comisaría de Surquillo, en Lima.

    Estos, más bien antihéroes, pululan por Usera, Lavapiés y zonas nobles de Barcelona y Madrid, por donde desarrollan sus vidas, entre las que destaca el amor, la mentira, la tradición, los narcos y un asesinato brutal, el de la poderosa agente literaria Laura Olivo, un personaje del cual, poco a poco, se irá desgranando su verdadera personalidad.


    Para investigar el caso, cuyas pistas conducen a la compañera de trabajo de Olivo, la visceral Lucía Luján, su tía contratará al 'Colorado' Larrazabal, un expolicía peruano que vive cerca de Tribulete, que trabaja en una asesoría de Usera y que es negro con un padre marino de Lekeitio.

    También hay una subtrama muy interesante, casi en la línea de la principal.

    El libro es una delicia. Está muy bien escrito. Los personajes tienen entidad. La trama está perfectamente trabajada. No sobra ninguna página, mientras Colorado pasea por Argumosa de la mano de la bella Morita.

La corrupción lo ensucia todo

    Existe una cruda crítica a la corrupción en Perú (y en España), aparece Jorge Edwards y menciones a Vargas Llosa, García Márquez, Bryce Echenique, Carlos Fuentes; se habla del duro, vanidoso y a veces hipócrita mundo editorial, plagado de plagiadores, gentes sin escrúpulos, agentes sociópatas y escritores malditos.

    Es literatura de primera envuelta en una novela negra de denso ambiente y una historia genial. De lo mejor de 2018.

viernes, 8 de junio de 2018

'El Harén del Tibidabo', de Andreu Martín: no es de lo mejor del genio de la novela negra

    Andreu Martín es uno de los mejores escritores de novela negra en castellano. Forma parte de la trinidad de lo negro negrísimo con sello de excelencia, junto a Francisco 
González Lesdesma y Juan Madrid.

    Por eso, todo lo que toca lo convierte en oro. Sin embargo, entre tan prolífica y tan poderosa producción también hay obras menores. Como es el caso. 'El Harén del Tibidabo' es muy buena hasta la mitad.

    Luego, va decayendo porque lo que intenta ser humor de lo absurdo, surrealista, un poco al estilo de Eduardo Mendoza, se convierte en una retahíla de personajes y situaciones sin interés ni gracia alguna.

    Eso sí, es una obra que gustará a los amantes del genio de Barcelona. Presenta, por ejemplo, uno de sus mejores personajes: Mili, dueño del mejor y más exclusivo burdel de la ciudad, a quien alcanza unos sucesos del pasado más que luctuosos y oscuros.

    Su personalidad, entre maniaco-depresiva, exhibicionista, alocada y tímida, da para mucho. Sobre todo cuando le amenaza el terrible clan de los somalíes.

    En definitiva, una obra menor de un genio se convierte en un libro que se puede leer y disfrutar si nos olvidamos de las páginas finales y de la vida y milagros poco interesantes de los mercenarios y otra fauna.

viernes, 1 de junio de 2018

'La ciudad de la lluvia', de Alfonso del Río: muy buena novela negra

    
    'La ciudad de la lluvia', de Alfonso del Río, es una muy buena novela negra en la que se mezclan jugadores del Athletic de Bilbao, con el viceführer Rudolf Hess y abogados de la España del pelotazo.

    La trama se desenvuelve con soltura y un interés creciente situándose en tres espacios temporales diferentes: Bilbao en 1970, la misma ciudad en 1983 y la Alemania nazi de febrero-mayo 1941.

    Los sucesos trágicos se inician en el Bilbao de 1983 en la época en que una inundación arrasó la ciudad. Allí fallecerán extrañamente varios personajes cuyo nexo de unión en una antigua fotografía tomada en Berlín en 1941.

    A partir de ahí el genial jugador de los leones Alain Lara y la heredera de un imperio metalúrgico bilbaíno, la abogada María Aberasturi, deberán investigar quién está detrás de una trama iniciada años atrás en pleno despacho de Adolf Hitler.

    La verdad es que la novela entretiene mucho, no da tregua, es de una agilidad poderosa y los diferentes personajes tienen entidad. Las subtramas también están muy logradas. En ningún momento sabemos por dónde irán la acción ni el desenlace.

    Es un libro muy recomendable para los amantes de la novela negra. No decepciona por su tensión increscendo y su intenso misterio.

lunes, 28 de mayo de 2018

'Plato de mal gusto', de Álvaro Aguilera Fauró: se disfruta, bastante negra y castiza

    "-Uno tiene sus principios, Sheriff. Ni putas ni drogas ni guarrerías. Este es un negocio decente.

       (...)

       El Cosa Nostra era un pub dmininuto y sucio situado en la parte trasera del puente del metro de Aluche, lindando con el barrio de Campamento".
     
    'Plato de mal gusto', de Álvaro Aguilera Fauró, es una novela que se disfruta, es bastante negra y supura ambiente castizo.

    La historia de Palacios, un sicario de Las Águilas que quiere dejarlo, pero no puede, centra la narración. Hay salvajismo y crímenes horrendos. Y hay humor. Al estilo del más corrosivo y surrealista Eduardo Mendoza.

    "Aquella tipa los llevaba bien puestos. Tenía miedo, pero eso es algo normal cuando alguien te apunta con un arma, te da un par de golpes y te ata a una silla amenazándote de muerte. palacios pensó que era una chica fuerte y que tal vez se trataba de una de esas pocas personas que podía amar a alguien y serle leal sin obtener nada a cambio".

    Tiene puntos muy buenos como las secundarias azafatas del Bingo de Usera; Marcial, el panzudo dueño de un infecto bar en un callejón entre Rafael Final y General Fanjul; o la cacatúa del mejor amigo del protagonista.

    "-Mucha gente cree que todos los mendigos son esquizofrénicos, yonquis o borrachos... y es cierto que muchos lo son. Otros son verdaderos cerebritos que se han dado cuanta de que la vida es una mierda y pasan de pelearse con el mundo. Y otros, como yo, eran buenos ciudadanos, contribuyentes ejemplares, que lo perdieron todo por un motivo u otro, que tuvieron mala suerte y se quedaron sin fuerza para volver a tirar del carro".

     La novela es negra, negrísima, y se disfruta al máximo en el periplo del asesino a sueldo a la búsqueda de un dinero para abandonar este mundo. La aparición del vagabundo Rufi, amante del Vega Sicilia, aportará su gracia a este libro que hará las delicias de los amantes de lo policíaco.

viernes, 25 de mayo de 2018

'Falso nueve', de Philip Kerr: la más floja de la serie de Scott Manson

    "-Sí, soy escocés, pero no pude votar porque vivo en Inglaterra. En cualquier caso, a esa gente no le interesa la democracia y, si me lo permite, le diré que no estoy a favor de la independencia de Cataluña, como tampoco lo estoy de la escocesa. Hoy en día es mucho más coherente formar parte de algo más grande. Y no me refiero a la Unión Europea. Si no me creen, vayan a ver cómo esté el tema en Croacia".

    'Falso nueve', de Philip Kerr, es una buena novela. Aunque es la más floja de las tres protagonizadas por el entrenador de fútbol, reconvertido en investigador, Scott Manson.

    "- Si tú lo dices... Pero, en realidad, todos somos un cúmulo de contradicciones. Alguien que se comporte como un héroe hoy puede ser un villano mañana. Ningún ser humano puede aspirar a comprender a otro, y nadie puede saber cómo es la infelicidad de otra persona. Los héroes ya no son los hombres sencillos de antaño, los Bert Trautmann o los Bobby Moore. de hecho, puede que ellos tampoco fueran nunca gente sencilla. El mundo no es blanco o negro, Scott, siempre ha sido gris y negro".

    Sin embargo, es una perfecta culminación a esta serie sobre fútbol y su filosofía, emprendida por el malogrado Kerr, un genio de la novela negra, fallecido en marzo de 2018, a los 62 años de edad por culpa del cáncer.

    En este caso, Manson investiga, por encargo del FC Barcelona y del PSG, la desaparición de un jugador de fútbol llamado a ser el sustituto de Messi.

    Y eso le llevará a las Antillas, mas concretamente a las islas de Antigua y Guadalupe. La primera queda muy bien retratada, pero la segunda, según Manson, es un lugar infame y no entiende que tantos franceses la visiten. Eso sí, "de allí procede media selección de Francia".

La basura del fútbol

    Es muy divertido en el inicio de la obra, la aventura del exentrenador del London City y exjugador del Arsenal (estivo año y medio en prisión por una violación que no cometió) en la loca, salvaje y megaurbe de Shangai.

    La crítica -y alabanzas al mismo tiempo- al mundo del fútbol profesional es brutal. ¡Cuánta basura y mentira se esconden bajo la riqueza de este deporte!

viernes, 18 de mayo de 2018

'Cuentas pendientes', de Susana Hernández: ¡la ostia!

    "-Rebeca- -El abuelo entró en su cuarto y tomó asiento frente a ella-. Yo soy un hombre sencillo. Trabajo con las manos. Mi padre me enseñó dos o tres reglas básicas para ir por la vida: sé honesto, lávate a diario y no hagas a los demás lo que no te gusta que te hagan a ti, y también me enseñó a trabajar la madera. No sé mucho más".

    'Cuentas pendientes', de Susana Hernández, es la ostia, brutal, muy buena, genial, imprescindible...

    La tercera entrega de la aventura negra, negrísima, de la pareja de policías 'Starsky y Hutch' a la española, Miriam Vázquez 'La Marquesa' y Rebeca Santana, es memorable.

    Este libro lo tiene todo: asesinatos, investigaciones sobre pedófilos, extrañas desapariciones, amor salvaje, sexo lésbico, un criminal en serie, policías infiltrados, suicidios, amenazas, extorsión...

    Es una novela que hay que leer sí o sí, un deleite y un gozo absoluto para los amantes de la novela negra.

    Es uno de los mejores libros que he leído en este año 2018 (se publicó en 2015). Susana Hernández es una narradora perfecta, que dota de sarcasmo y humor muchos de sus pasajes, aun siendo alguno más que escabroso. 

    Además, mezcla numerosas subtramas increíblemente atractivas en la narración principal que es la investigación sobre las sospechosas desapariciones de niños de ocho años en espacios públicos.

    El pasado, con la madre exconvicta de Santana, también estropeara el presente, lo mismo que la investigación de la fiscal Malena Montero, pareja de la policía, al socio forradísimo de su padre.

    En dos palabras: una gozada!!