lunes, 19 de febrero de 2018

'El extraño verano de Tom Harvey', de Mikel Santiago: suspense 'in crescendo'

    
    'El extraño verano de Tom Harvey', de Mikel Santiago, es un muy buen thriller, en la línea de sus dos anteriores novelas, 'El mal camino' y 'La última noche en Tremore Beach'. Si a esta se le puede dar un 8 de nota, las demás son de 9.
    
    Se trata de un libro de suspense 'in crescendo', en el que no paran de aparecer cadáveres e intentos de asesinato para evitar que la verdad salga a la luz.

    El personaje principal es Tom Harvey, músico de jazz de 35 años que se gana la vida haciendo bolos y mostrando Roma a turistas estadounidenses. En un momento dado su exmujer le llama para que la visite en un pueblo costero cerca de Nápoles ya que su padre ha fallecido de lo que parece ser un accidente.

    A partir de ahí empezarán a salir los trapos sucios del muerto, Bob Ardlan, un excorresponsal de guerra metido a exitoso pintor millonario, y los de otras extrañas muertes sucedidas en 

    Además, un director de cine italiano, su guardaespaldas macarra, un hippie vividor, una novelista en decadencia y el propietario de un club de la zona empezarán a liar la trama.

    Es un libro muy ameno, divertido y emocionante. Queremos conoce quién está detrás de todo lo malo que sucede en este idílico paraje y cuáles son las causas. Mientras, nos lo pasamos en grande con la vida del saxofonista y la pléyade de personajes extravagantes que lo rodean.

    Para pasar un fin de semana más que entretenido con este thriller psicológico de misterio, crímenes, enigmas, investigaciones y suspense.

jueves, 15 de febrero de 2018

'En realidad, nunca estuviste aquí', de Jonathan Ames: intensísimo homenaje a Chandler y Westlake

      Es un homenaje a Raymond Chandler y a Donald Westlake y su serie sobre Parker, y un testimonio de la versatilidad de Ames como escritor y de su capacidad de crear obras extraordinarias en diversos géneros o medios.


    'En realidad, nunca estuviste aquí' (Principal de los Libros), de Jonathan Ames es intensa. Mucho. Te deja sin respiración. Porque no esperas que, tras leer unas pocas páginas, la trama sea ya tan compleja y oscura.

    El protagonista es una máquina de matar. Al lado de los buenos. Pero que vive en un infierno mental permanente. Joe, exmarine y exagente del FBI, se ocupa de recuperar menores secuestradas. Son encargos que nadie se atreve a dar a la Policía.

    Pese a su extensa experiencia se las verá con una conspiración de poderosísimos hombres de negocios metidos en el mundo de la prostitución infantil, bajo el manto de la mafia.

    La novela es corta, pero golpea como un crochet de Tyson. Concisa, directa, precisa y sin alardes; es pura dinamita. Se trata de una historia en la que el exagente deberá enfrentarse a políticos corruptos apoyados por mafiosos.

    Hay mucha sangre, dinero y mala baba mezclados. El protagonista se verá obligado a convertirse en una especie de 'The Punisher' para enfrentarse a los más abyectos policías corruptos y a la trata de menores.

    Muy recomendable. Muy intensa. Muy buena.

     'En realidad, nunca estuviste aquí' inspiró la película con el mismo nombre, que se estrenó en España el pasado noviembre y a principios de este año en EE.UU.

     En el Festival de Cannes, el film ganó los premios a la mejor interpretación masculina (Joaquin Phoenix) y al mejor guion (Lynne Ramsay), y también estuvo nominado a los premios Goya como La mejor película Europea.

martes, 13 de febrero de 2018

'No llores', de Mary Kubica: impresionante

    
    'No llores', de Mary Kubica, es una intensa, absorbente y paralizante novela de intriga. Suspense al límite en un thriller con un final de infarto.

    Empieza lentamente, narrando las a priori insulsas vidas de Quinn (oficinista de bajo rango en Chicago) y Alex (brillante estudiante que renuncia a la Universidad para quedarse explotado en el bar de un pueblucho, a orillas del lago Michigan, cuidando de su padre alcohólico).

  En un principio, nada de intriga ni suspense. Unas vidas perras en una narración con regusto a los perdedores de J. D. Salinger

    Sin embargo, la desaparición de Esther, la angelical compañera de piso de Quinn, pondrá en marcha un perfecto engranaje de venganzas psicóticas y de seres poseídos por una maldad sin límite.

    Lo maravilloso de todo es que en una historia, en un principio insustancial, haya tanto odio, tristeza e intriga agazapados. Aunque el ritmo es pausado, a la mitad del libro te atrapa una inquietud que va creciendo hasta las últimas páginas, cuando estalla la traca perfecta final.

    De taquicardia. Una pedazo de historia con un trasfondo de mala gente, de seres sin escrúpulos frente a otros que son todo lo contrario. Mucho sentimiento, dolor y tensión. Muy buen libro.

lunes, 12 de febrero de 2018

'La verdad del Caimán', de Massimo Carlotto: ni fu ni fa

    No es que sea una novela aburrida, ni mala, ni floja. Es que no es el tipo de novela negra a mi gusto. Todo es bastante predecible -incluso los personajes-, todo es demasiado perfecto, todo le sale a la perfección al investigador... haga lo que haga, siempre cae de pie...

    Y eso lleva al tedio. Pero no porque no esté bien escrita y se mueva correctamente, sino porque es muy lineal, con pocos altibajos, con casi ningún momento de inflexión... vamos autodirigidos a la victoria fácil y final de los buenos.

    Me esperaba algo más parecido a los novelones de Jean-Claude Izzo con personajes atormentados y tramas duras y oscuras o al estilo del genial Jean-Patrick Manchette.

    Pero me he encontrado con un señor de Milan vestido a la perfección y rodeado de mujeres de bandera. Demasiado perfecto todo ello.

martes, 6 de febrero de 2018

'No dar papaya', de José Vaccaro Ruiz: muy negra, sin concesiones, una delicia

    'No dar papaya', de José Vaccaro Ruiz, es una novela negra diferente, original, de la vieja escuela, a lo González Ledesma, incluso con aroma a Andreu Martín o Juan Madrid.

    "- Algunos dicen que España es pobre, ¡qué cojones va a ser pobre! Al contrario, es el país más rico del mundo. Si no fuera así, con lo que todos nos roban ya estaríamos muertos de hambre".

    Tiene un estilo propio. Narra una historia dura y sin concesiones. De como un niño rodeado de miseria en la Extremadura de posguerra se convierte en un matón en la Barcelona de los burdeles y los barcos de la VI Flota, y de como finaliza siendo un ricachón sin alma y escrúpulos... aunque igual de miserable que de niño.

    "Visitación era lo que se llama una mujer bandera, jamona, real hembra, jaca cortijera o ben plantada según quien la calificara. Pero lo que le sobraba de carnes prietas y celulitis -en la postguerra, y tras el hambre pasada, las arrobas de las tres gracias de Rubens era el desiderátum de belleza femenina, mejor pasarse que no llegar-, le faltaba de pesquis y de cuanto pudiera considerarse cualidades intelectuales".

    En este drama de novela negra auténtica, se entrecruzan víctimas del usurero, madres coraje vengativas, escoltas faltos de luces, videntes y prostitutas con demasiada codicia.


    La vida de 'Caracortada', su apodo en la Barceloneta, Jacinto Cortés, de Malpartida, es como la del 'Scarface' (El precio del poder) de Brian de Palma, en su versión española. Su única ocupación es hacer el mal y recontar sus billetes de 500 euros escondidos en una enorme caja fuerte en su casa, junto al Paseo Juan de Borbón.

    "Quien tiene el culo alquilado, ni caga ni se sienta cuando quiere".

    Antes conoceremos su trabajo de matón, sus palizas, su búsqueda por la justicia, sus inicios a la manera de la mafia siciliana y su miseria humana. Con dinero, pero mal bicho. Aunque los que le quieren mal no son mucho mejores.

    Una de las mejores novelas negras negrísimas que leí este año. Imprescindible. Una gozada absoluta. Con un final a la altura.

viernes, 26 de enero de 2018

Colin Niel, autor de 'Solo las bestias': "La incomprensión es el punto de partida de todos los dramas"

        Colin Niel, autor de la potente 'Solo las bestias' ha sido invitado al festival de novela negra Barcelona Negra y estará en la ciudad condal los días 29 y 30 de enero de 2018. En el marco de las actividades de BCNegra, Niel participará en un coloquio con el autor Pascal Dessaint en el Instituto Francés el martes 30 de enero, a las 19,30 horas, moderado por la periodista Anna Guitart.

    Esta es una entrevista remitida por su editorial Principal de los Libros. 
     

Pregunta- ¿Por qué se dedicó a al escritura?

    Respuesta- Creo que, como mucha gente, siempre he tenido ganas de escribir. De hecho, de joven empecé una novela negra que no llegué a terminar. Me atraía la creación de una historia, de personajes, la construcción de la trama. Tenía un trabajo donde escribía mucho, informes técnicos, documentación diversa, así que estaba cómodo frente a la pantalla, pero no me atrevía a dar el salto a una escritura 'literaria', pensaba que ese mundo no era el mío y que había otros que podían contar cosas más interesantes que yo. Es decir, que me llevó bastante tiempo decidirme. Fue mi viaje a la Guayana Francesa lo que me desbloqueó. Volví a Francia después de pasar allí seis años y me dije que había traído de vuelta una cierta 'materia' literaria que podía interesar a los lectores. Así fue como comencé.

    P- Usted ha sido actor, mago e ingeniero... ¿Cuál de sus tres antiguas profesiones le ayuda más a la hora de escribir?

    R- Bueno, lo de actor y mago sigo siéndolo porque aunque como amateur, todavía frecuento a pequeña escala el universo de la escena. Es importante para mí, es un pie en otro medio distinto al mío. Pero creo que mi verdadera profesión es la de ingeniero., y es de donde más he aprendido. No me refiero al aspecto técnico del oficio, sino al plano humano. Porque cuando me ocupé de crear un parque nacional en la Guayana Francesa, al tratar con los equipos de agentes en el terreno y tener que lidiar con los pasillos de los ministerios, me sumergí en el mundo en toda su complejidad, en el trato entre hombres y mujeres, en la relación con el poder... Y creo que así es como descubrí los resortes que mueven a la sociedad.


    P- ¿Cree que los viajes son una manera de formarse de los autores?

    R- No sé si para todos, pero en mi caso sin duda. Estoy convencido de que gran parte de los conflictos humanos proceden de la distancia entre culturas, y que siempre tenemos la tendencia de subestimar al otro. Viajar es una manera de tomar conciencia de la variedad de culturas que existen, y cuán difícil es tender puentes entre ellas.

    P- ¿Cuál es el papel de la novela negra?

    R- La base de todo libro, en primer lugar, es que el lector pase un buen rato. En mi opinión, la fuerza de un buen 'noir' consiste en abordar temas serios sin tomarse demasiado en serio, sin aburrir al lector.

    P- ¿Qué le lleva a situar la acción de 'Solo las bestias' en las montañas del Causse?

    R- Es un objetivo literario y un desafío personal: intentar algo diferente, ver si era capaz de salir de mi espacio de comodidad de la Guayana, escribir sobre un territorio menos familiar. Y una razón menos emocional: tenía ganas de hablar de esa soledad que todos experimentamos alguna vez en la vida. Y en esas montañas, la soledad es inmensa, es física y social. Era un tema que tenía ganas de abordar, que me resultaba muy cercano.
    P- En su novela juegan un gran papel las mentiras, la falta de comunicación, las malinterpretaciones... ¿Por eso escogió el vehículo de la novela coral, para desorientar al lector?

    R- Así es. Contar la misma historia desde cinco puntos de vista distintos era una experiencia nueva para mí, pero rápidamente me di cuenta de que funcionaba. Quería que cada personaje arrojase una luz distinta sobre la intriga, no solo por lo que sabía de los demás y de lo sucedido, sino por cómo había experimentado los mismos hechos. Porque, en mi opinión, la incomprensión es la mayor dificultad a la que nos enfrentamos, incluso cuando hablamos el mismo idioma. Es el punto de partida de todos los dramas.
    P- 'Solo las bestias' es una magnífica novela negra, con una intriga muy trabajada, pero también es un libro con una profunda crítica social. ¿Tenía ganas de hablar del mundo rural?

    R- Mi primer objetivo es siempre narrativo: quiero construir una historia atractiva, personajes con los que el lector quiera seguir, atraparlo. Pero en segundo lugar, sí tenía ganas de mostrar un mundo que no es muy conocido, la vida interior de las explotaciones agrícolas, y la angustia de una parte del mundo rural que vive apartado de la globalización y del nervio de las ciudades. Tienen otros problemas: celibato forzoso, depresiones, suicidios, cambios de trabajo, y todo en parte debido a una política agraria que ha empujado a los ganaderos y granjeros a hacer crecer sus explotaciones más allá de lo que puede gestionar un hombre solo.

    P- ¿Se ha inspirado en situaciones cercanas o conocidas, en personajes reales?

    R- Siempre dedico mucho tiempo a documentarme para mis novelas. Leo mucho, busco vídeos y reportajes sobre el tema. Y cuando puedo, me refiero por motivos financieros, trato de viajar al lugar donde transcurre la acción, y conocer a gente que pueda estar cerca del personaje que estoy narrando. Para 'Solo las bestias' pa´se un mes en la región sur de la Lozère, con ganaderos y granjeros para entender un poco cómo era su día a día.

jueves, 25 de enero de 2018

'Sé que estás viva', de Nacho Abad: muy interesante y absorbente

    
     "-Cuando te acercas al final de tu vida -le dijo filosófico mientras le hablaba de su vuelta a la isla-, te das cuenta de que lo verdaderamente importante no es el dinero ni el poder, sino tener a tu alrededor a gente que te quiera por lo que eres, no por lo que tienes".

    Está es una novela que se lee de principio a fin, sin despegarse de sus páginas hasta que finaliza la historia. Una trama bien elaborada y con un final inesperado.

    Es muy interesante y absorbente. Su personaje principal podría tener la cara de Peter Coyote, vestir como Colombo y hablar como Wallander. Germán Carrasco es un inspector destacado, ahora condenado al ostracismo por un error que no fue tal.

    "Y la famosa opinión pública -continuó su marido-, los medios convertís en borregos a los consumidores de noticias. Habría que potenciar su sentido crítico y de análisis, pero solo les vendéis ideas sencillas de consumo fácil que no animan a la reflexión. Muestra sociedad va camino de la estupidez más absoluta".

    Llamado a la cárcel por un esposo maltratador, rico y prepotente deberá decidir si reabrir el caso que lo llevó a la trena tras asesinar brutalmente a su mujer. Nada es lo que parece.

    Lo único que tal vez sobra son algunos diálogos y descripciones de los encuentros de Germán con sus mejores amigos, dos inspectores de Arganzuela, que nada aportan a la trama.

    "-Puede haber alguien que lo crea alguna vez y me obligue a tomar burundanga para confirmarlo. Quizá durante ese interrogatorio cuente algo de mi intimidad que el investigador no tenga derecho a saber. Nuestro mundo interior, nuestros pensamientos, creencias e ideas deben permanecer libres, sin correr el riesgo de ser sometidos a escrutinio".

    Pero eso es 'pecata minuta' en una historia que se plantea el uso o abuso de la ética periodística a la hora de tratar crímenes mediáticos o en los que se implica a famosos, los juicios paralelos y la presión social sobre jueces y jurados populares. 

    También hay una crítica implícita al mundo del famoseo -en este caso literario-, a los abusos de poder de editores sobre escritoras, y a la utilización de las armas de mujer para conseguir fines poco decorosos.

    La investigación de Germán es apasionante. Queremos saber qué ocurrió realmente. Si todo fue como dictaminaron los jueces. Y vemos que los policías a veces deben saltarse la ley por un bien superior. ¿Es eso lícito?

    Muy entretenida. Con capacidad de imbuirte al máximo en la trama. Y con golpes de mano y secuencias duras y tremendas. Muy recomendable.

    PD: Genial el encuentro entre los dos policías de Arganzuela y el presidente de la asociación de mayores. Un momento muy de Eduardo Mendoza.

martes, 16 de enero de 2018

'Solo las bestias', de Colin Niel: intenso, diferente, sofocante thriller

    Aunque cuesta entrar en la historia e hilvanar sus intensos e inextricables caminos, una vez que se ha conocido a Alice y Joseph es una maravilla aprender de las vidas de Évelyne, Maribé, Armand y Michel.

    Porque esta no es una novela negra al uso -pese a su elevado contenido de crítica social y crimen sin resolver-, es un intensísimo y denso thriller dotado de una gran carga literaria.

    Los capítulos son monólogos de cada uno de los personajes que, poco a poco, nos muestran el porqué de la trama. Es gente perdida en medio del campo, en una dura zona rural, donde luchan por sobrevivir entre la mentira, la indiferencia, el odio y la costumbre. 'L'habitude' que diría Camus.


    Superado el primer tercio del libro, empieza lo bueno. Lo verdaderamente poderoso de una historia que nos hará pensar mucho después de haberla acabado.

    Pese a que queremos saber quién es el asesino, en este "inquietante noir rural", como lo califica la editorial Principal de los Libros, hay mucho más. Crítica social, soledad, incomprensión, aislamiento, odio, rabia, falsedad, etc. 

     Un compendio de los más profundos sentimientos humanos se dan la mano en un cóctel explosivo y con un final inesperado, muy en la línea de la serie 'Black Mirror'. Un mundo de perdedores escondidos tras la careta que la sociedad les obliga a llevar. Un libro que llega a dejarnos sin respiración.

sábado, 13 de enero de 2018

'Los ritos del agua', de Eva Gª Sáenz de Urturi: muy buena

    
    'Los ritos del agua', de Eva García Sáenz de Urturi, es muy buena. Tanto como la brutal primera parte de la Trilogía de la Ciudad Blanca, titulada, 'El silencio de la ciudad blanca', una saga de novela negra con tintes mitológicos. 

    La propia autora la compara con 'Diez negritos' de Agatha Christie, ambientada en Vitoria. Esta trilogía es más oscura, siniestra, enrevesada. traumática y poderosa..


    En este caso, el traumatizado y apaleado Unai López de Ayala, alias Kraken, experto en perfiles de psicópatas y asesinos en serie, deberá investigar, junto a la inspectora Estíbaliz, extraños crímenes que siguen el patrón de muertes rituales celtíberas con más de 2.000 años de historia.

    A la novela negra más oscura y con toques fantásticos, similar a esta otra trilogía excelente que es la del Baztán, de Dolores Redondo, la escritora vitoriana añade una gran carga de nostalgia de los años mozos de la cuadrilla de Unai. 

    Más concretamente su participación, con 16 años, en una colonia arqueológica de verano donde sucedieron cosas terribles que marcaron a los amigos de infancia: Unai, Asier, Jota y Lutxo.

    Además, la relación del inspector, que no puede hablar, tras se tiroteado en la cabeza en la primera parte de la saga, con la inspectora jefe Alba Díaz de Salvatierra, centrará los aspectos más sentimentales de la trama.


    Se trata de una aventura de policías a la caza de un asesino en serie, en un ambiente de mentiras y traición, y donde los hackers y el pasado tienen mucho peso. Como los crímenes rituales en honor a las deidades celtas.

    Muy buena. Toca la fibra. Hace pensar. Repleta de sentimiento y melancolía; de furia y amor; de odio y perdón. A mí, me ha hecho vibrar. Leerla con fruición y sin poder parar hasta el final. 

    Ya espero con ansia la tercera -y última parte- de la Trilogía de la Ciudad Blanca (es decir, de Vitoria).

lunes, 8 de enero de 2018

'Siberia', de Jesús María Sáez: muy recomendable

    'Siberia', de Jesús María 'Txusmi' Sáez es una más que recomendable novela negra. Se lee del tirón y sorprende con un final inesperado.

    Hay escenas bastante duras, ya que trata sobre una despiadada asesina formada en las fuerzas especiales rusas, enviada como encubierta del GRU (inteligencia militar) a matar a civiles que ponen en jaque en poderío de la Federación Rusa.

    El ritmo es frenético. Los diálogos están logrados. Menos alguno entre los policías españoles que parece más bien de coleguitas que de curtidos maderos.

    La novela, además, esconde un secreto. Un hecho brutal ocurrido en la parte más norteña de Siberia y que fue ocultado a la opinión pública pese a la presencia de un investigador español. Precisamente, este reportero vasco será uno de los objetivos de la letal asesina que recuerda a 'Nikita'.


    Los paisajes de Marbella, Lisboa y Siberia se convierten, asimismo, en protagonistas propios.

    Las escenas de acción y sexo están más que conseguidas. Es un libro de novena negra diferente. Que mezcla crímenes, ejecuciones, violaciones, abusos, espías y un secreto terrible. 

    El libro es más que recomendable y se disfruta al máximo.