sábado, 21 de abril de 2018

'Indómito', de Vladimir Hernández: dura y sangrienta

    
    Esta es la historia de una venganza. Dura y sin concesiones. Hay mucha sangre, tortura y muerte. Aunque sucede en La Habana y alrededores me recuerda a la pedazo de novela de Alexis Ravelo titulada 'La última tumba'.

    'Indómito' va sobre esos perdedores que un buen día deciden levantarse contra la bota que los oprime. Mario Durán, experto en informática, participa en un golpe maestro en una empresas de tecnología. Pero algo sale mal... y deberá resarcirse. Y lo hace como si hubiesen soltado a un apache en una taberna de Deadwood.


    La historia, más que negra, contiene una profunda crítica al sistema cubano. Relata el infierno que los presos sufren en las cárceles, denuncia los abusos policiales y nos muestra un aspecto escondido por el régimen: la violencia organizada que campa a sus anchas protegida por los mandamases.

    Esta es también una novela de amistad. Es el valor que domina y que provoca el festival de sangre. Hay escenas que me trasladan a 'El precio del poder'. 

    Dura trama en un mundo mísero y repleto de traumas. Es un muy buen libro, para los amantes de lo negro negrísimo desde otra óptica, y que se alzó con el prestigioso premio 'L'H Confidencial en 2015'. 

viernes, 20 de abril de 2018

'Ala de mosca', de Aníbal Malvar: negra, negrísima, sin concesiones

    "El Viejo decía siempre que las habitaciones hablan. Sobre todo las de los muertos, porque la mitad de los asesinados pactan su propio matarile en el lecho:
      -No te líes. La gente no mata por dinero ni por poder. Son excusas. detrás de cada muerto siempre hay un coño o un culo. Por eso casi siempre los asesinos tienen polla."
     
    'Ala de mosca' es una novela negra, negrísima. En la línea de las más clásicas de Juan Madrid. Está hecha sin concesiones y su protagonista es un perdedor. El final no es apto para amigos de Walt Disney.

    "-No me sobreestimes -respondió-. Siempre sobreestimas a la gente, y por eso fracasas. Sobreestimar al enemigo es más peligroso incluso que subestimarlo -se metió un trago directamente de la botella-. Bien, con los amigos pasa lo mismo".

    Mezcla a los narcos gallegos, con ricos de Compostela, niños pijas desaparecidas, guardias civiles, historias trágicas y/o tristes, el CNI y alcohol, mucho alcohol.

    "-Llegas con tres décimas de segundo de retraso -le dije-. ¿Has calculado mal la resistencia del aire?
      Gualtrapa me miró sin sonreír. Nunca agradecía un chiste. Consideraba el humor una pérdida de tiempo, un derroche de inteligencia, concentración y saliva".

    Lo que más destaca son los momentos a lo Marlowe o Spade con sentencias absolutas, bañadas por el sentimiento triste del oscuro sentido de la vida.

    "No terminó la frase. No era necesario. La felicidad es difícil de describir. La infelicidad basta con balbucearla".

    Los diálogos son ágiles y contundentes. La historia atrapa. Se van sucediendo los cadáveres en una Galicia tomada por el narco. Mientras, un fotógrafo, Carlos Ovelar, ex agente del CNI 'La Casa', al que no le gusta lo de inteligencia y prefiere la palabra información, un ricachón, casado con su exmujer, le encarga buscar a su hija Ania, de 18 años de edad.

    "Ofelia vivía en un apartamento en Malasaña, vistas al mar de Madrid, borrachos, putas, yonquis y tatuadores, calistos de chirla fácil y cara marcada, agua contaminada en tuberías de plomo, niñas de derechas con bragas de izquierdas, abstractos de humedad y verdín en las paredes, tullidos con esas amputaciones imposibles que solo se ven en Madrid, vendedores de lotería y rubio americano, bohemia que solo unos años más tarde florecería de movida y pela sociata. Había rockeros que nunca llegarían a nada y aspirantes a bailarina que acabarían de putas".

    A partir de aquí se sucederán los crímenes y el ambiente sórdido en una historia en la que es difícil distinguir a los buenos de los malos. Donde hay demasiado perdedor, violencia en exceso y mucha falsedad.

    Un libro muy bueno. Imprescindible para los amantes de la novela negra más oscura, profunda y trágica. Hasta el 23F tiene una parte adjudicada en las sucias manos de los chicos de Castellana, 5.

miércoles, 18 de abril de 2018

'Aguacero', de Luis Roso: novelón!!!

 
 
    "El sacrificio siempre es en vano -afirmó el anciano-. Eso lo aprendí hace ya mucho. El sacrificio solo sirve como unidad de medida del compromiso que uno adquiere con una determinada persona, o una determinada idea. No se trata de la voluntad de cambiar nada ni de proteger a nadie, sino solo de demostrase a uno mismo dónde llega su lealtad a la causa. Demostrárselo única exclusivamente a uno mismo, sin que importe nada del exterior".

    'Aguacero', de Luis Roso, es una novela redonda, especial, profunda y dura. El protagonista es uno de los mejores de los últimos años. Se llama Ernesto Trevejo y es inspector del Cuerpo Superior de Policía, en 1955, especializado en homicidios (es un personaje tan bueno como Milo Malartel inspector Méndez o el capitán Arturo Andrade).

   "- Ahí demuestra usted sabiduría. Ayer me refirió su mujer lo de su difunto hijo que en paz esté. No todos saben recomponerse después de algo así

      - Bueno, el mundo sigue dando vueltas después de todo. Unos se van antes y otros después, y en lo que estemos aquí hay que tirar para adelante. No queda otra.

      - Ayer escuché algo muy parecido de otro padre como usted que está a punto de afrontar una pérdida semejante. En verdad que hay que tenerles mucho respeto a las personas como ustedes.

    - ¿Qué personas?

    - Los que saben sobreponerse al sufrimiento. No es tan sencillo".  

    De carácter peculiar, algo tarambana, mujeriego y cínico, pero tierno por dentro, como Rick de Casablanca, lo suyo es atrapar delincuentes, sin hacer uso de la tortura malos tratos ni ni malas artes. Además, físicamente es una mezcla entre Humphrey BogartAlbert Camus, aunque tiene solo 35 años.


    Desplazado de su hábitat natural, el Madrid de 'Chicote', de los soplones y los comunistas en la ilegalidad, deberá investigar el brutal asesinato de dos guardias civiles en un pueblo de la Sierra de Madrid.

    Allí, se someterá -siempre a su manera, estoica y burlesca- al cruel capitán de la Guardia Civil, a los poderosos empresarios de la presa, al cura del pueblo y a los extraños habitantes de un lugar remoto que empieza a mancharse con sangre.

    Su forma de ser, de truhán bonachón, pero nada iluso, nos hace disfrutar de un humor entre negro y sarcástico y de unas andanzas cargadas de poder y crítica social. Terribles son algunas escenas en el campamento de obreros andaluces o el comportamiento de la Benemérita en aquella época, en una España mísera, pobre, cobarde, vengativa y traicionera.

    "- Morir significa morir, se acabó lo que se daba, finito. Tampoco hay que graduarse en la Sorbona para saber eso.

       - Ernesto Hemingway, en uno de sus libros que escribió sobre España, puso que le había llamado la atención un dicho de este país: hay que tomar la muerte como si fuera una aspirina. Yo nunca he oído decirlo, y creo que igual fue invención suya, pero me parece que dio en el clavo, que ahí dejó condensado mucho de la manera que tienen ustedes de ser. El humorismo, por un lado, y por otro, el desplante y la naturalidad con que asumen el aspo a la otra vida".

    Pedazo de libro. Uno de los mejores que leí este año 2018. Con una conclusión diferente. Una novela con la que disfrutas a la vez que piensas. Mucha filosofía -de la buena- hay en ella. Es un novelón. Crudo y sin concesiones, donde el poderoso siempre gana.

domingo, 8 de abril de 2018

'Venjaré la teva mort', de na Carme Riera: crims, humor, crítica i sàtira

    
    'Venjaré la teva mort' és una novel-la de temàtica negra molt ben escrita. Fins al final no coneixerem qui és l'assassí. Mentre, disfrutam d'una trama perfectament lligada, plena d'interès i de personatges poderosos.

    En recorda a l'anterior obra criminal de na Carme Riera, l'excel-lent 'Naturaleza casi muerta', ambientada a la UAB.

    En aquest cas, una detectiu privada, normaleta, gens heroïna, més aviat precària, Elena Martínez, ha d'investigar, per ordre d'una mestressa de Manresa, l'estranya mort del seu homo, Robert Solivellas, que treballava a una empresa dedicada a intercanvis comercials internacionals.


    Aquí és barrejaran temes tan diversos i surrealistes com el fill de la madona, Montserrat Bofarull de Solivellas, un jovenet amb amistats més que dolentes; la filla, que es vol casar sense permís amb un colombià sospitós; els nuvis per dies de la pròpia investigadora; el seu gos 'Milú'; un vell policia, ja jubilat, que l'ajudarà en la seva recerca; una vident friki; i un inspector dels mossos més que viu amb la seva companya, la grassoneta inspectora experta en psicologia, entre d'altres protagonistes d'aquesta mena de brutal sàtira i crítica contemporània.

    Crida l'atenció la vida tan poc endreçada de la nostra Philip Marlowe particular, els ambients de la novel-la i la mentida que tot ho tapa. Els succesos que hi aparèixen faran cada cop més complicada la investigació. Ningún és el que sembla i no tot és el que pareix des d'un principi.

El línea amb en Martín, Mendoza i Ledesma

    El final és poc èpic, però molt real. Ens demostra que tot és teatre. O, com diu una de les lletres del grup heavi del fill de la Bofarull: "Merda, tot és merda, i tu ets més que merda".

    Humor i sàtira n'hi ha a bastament. Carme Riera transforma les coses complicades en senzilles i ens deixa una obra, que sense ésser 'El Halcón Maltés' -ni ho pretèn- podria ser cosina dels llibres més irreverents i irònics de n'Andreu Martin, Eduardo Mendoza o González Ledesma. Es llegeix amb ànsia i passió!!!

    PS: Els caganers són la clau més absoluta!!!

martes, 27 de marzo de 2018

'Primavera cruel', de Luis Roso: muy buena novela negra, pero menos que 'Aguacero'

    
    Siendo una muy buena novela negra, 'Primavera cruel', de Luis Roso, no alcanza la genialidad de 'Aguacero'. Si esta es de 9,5, la recién publicada segunda aventura del inspector Ernestro Trevejo, en la España franquista, se queda en un 8.

    La investigación, en este caso, se centra en la eliminación, uno por uno, de una célula comunista que empieza junto a la residencia del Generalísimo y extiende sus brazos hacia Barcelona y un pueblo perdido de la montaña leridana.


    Trevejo, acompañado del sobrino del comisario jefe de Homicidios de Madrid, un dandi de buena familia, se introducirán en una trama que implica a ricos, asesinos de la patronal y al inefable Federico Sánchez, histórico dirigente del PCE.

    La fuerza de la historia está en su naturalidad. En que Trevejo no es un héroe -aunque se comporte así, siempre recibe de lo lindo- ni es un malvado. hace su trabajo y punto. No se encarniza contra los enemigos del régimen como sí hacen sus compañeros de la trístemente célebre Brigada Político-Social.

    Él, dentro de su cinismo mezclado con escepticismo e ironía, sigue al pie de la letra lo del 'vive y deja vivir'. Tampoco se vende. Es íntegro, pese a su vida gris y poco complaciente.

    El interés es saber quién está detrás de una cacería a unos jóvenes comunistas y por qué otros actores inconexos, en un principio, se suman al baño de sangre. Muy recomendable. Otra forma de entender y experimentar el universo del thriller.

miércoles, 14 de marzo de 2018

'Mañana te toca a ti', de Stefan Ahnhem: correcto thriller

    'Mañana te toca a ti' (Roca Editorial), de Stefan Ahnhem, se presenta como "Más escalofriante que Jo Nesbo, más oscuro que Stieg Larsson y más sombrío que Henning Mankell", en palabras de Tony Parsons. Pero nada de esto se cumple.

    Es un buen thriller. Una novela efectiva en la línea de 'Diez negritos', pero con fallos como revelar quién es el asesino demasiado pronto, la facilidad que este tiene para asesinar impunemente o el comportamiento del jefe de Policía danés, imposible y a veces hasta ridículo.

    El final no es tan oscuro como debería ser. Y el protagonista, el detective Fabian Risk solo destaca por su sagacidad que no acaba de desarrollar para evitar el caos.

    Sin embargo, es una novela de notable que gustará a los amantes del thriller nórdico. Pero no está a la altura de Harry Hole, Lisbeth Salander, Mikael Blomkvist ni Kurt Wallander.

    Entretiene, divierte y hace pasar buenos ratos, aunque carece de la profundidad negra y escabrosa de otros thrillers más potentes.

    Lo que más me gusta, la mención en una ocasión a Canarias y dos a Mallorca, donde algunos de los personajes suecos pasan las vacaciones, más concretamente en Alcúdia e Illetes.

domingo, 25 de febrero de 2018

'En la tormenta', de Flynn Berry: original propuesta de thriller psicológico

    'En la tormenta', de Flynn Berry, premio Edgard 2017, a la mejor novela debut, es un libro diferente. Me ha costado acabarlo porque es enrevesado. No sabes cuándo la protagonista habla con ella misma o con otra persona, cuándo está en el presente o en el pasado.

    Sin embargo, la novela tiene un toque mágico. Parece que no ocurre nada o que la historia transita sin pena ni gloria, cuando todo ello es la preparación para un final sorprendente y poderoso.

    La vida de Nora es esquizofrénica. Con muchas zonas oscuras. La investigación del atroz asesinato de su hermana nos conducirá por derroteros inextricables. 

    La duda asomará a cada paso sobre el autor/a y sus motivos. El pasado de ambas es poco claro. Y la investigación pobre y desviada. Todo ello ocurre en un ambiente tranquilo de pueblo de la campiña inglesa que parece esconder muchos y variados secretos.

    Solo por el final y por la originalidad del libro vale la pena leerlo. Siempre y cuando tengas paciencia para pasar de la mitad de la novela. Lo que se denomina ahora thriller psicológico, misterio y muerte. 

    Desde luego, diferente de cualquier otro tipo de novela negra. Unos personajes desarraigados y perdidos en medio de la nada.

lunes, 19 de febrero de 2018

'El extraño verano de Tom Harvey', de Mikel Santiago: suspense 'in crescendo'

    
    'El extraño verano de Tom Harvey', de Mikel Santiago, es un muy buen thriller, en la línea de sus dos anteriores novelas, 'El mal camino' y 'La última noche en Tremore Beach'. Si a esta se le puede dar un 8 de nota, las demás son de 9.
    
    Se trata de un libro de suspense 'in crescendo', en el que no paran de aparecer cadáveres e intentos de asesinato para evitar que la verdad salga a la luz.

    El personaje principal es Tom Harvey, músico de jazz de 35 años que se gana la vida haciendo bolos y mostrando Roma a turistas estadounidenses. En un momento dado su exmujer le llama para que la visite en un pueblo costero cerca de Nápoles ya que su padre ha fallecido de lo que parece ser un accidente.

    A partir de ahí empezarán a salir los trapos sucios del muerto, Bob Ardlan, un excorresponsal de guerra metido a exitoso pintor millonario, y los de otras extrañas muertes sucedidas en 

    Además, un director de cine italiano, su guardaespaldas macarra, un hippie vividor, una novelista en decadencia y el propietario de un club de la zona empezarán a liar la trama.

    Es un libro muy ameno, divertido y emocionante. Queremos conoce quién está detrás de todo lo malo que sucede en este idílico paraje y cuáles son las causas. Mientras, nos lo pasamos en grande con la vida del saxofonista y la pléyade de personajes extravagantes que lo rodean.

    Para pasar un fin de semana más que entretenido con este thriller psicológico de misterio, crímenes, enigmas, investigaciones y suspense.

jueves, 15 de febrero de 2018

'En realidad, nunca estuviste aquí', de Jonathan Ames: intensísimo homenaje a Chandler y Westlake

      Es un homenaje a Raymond Chandler y a Donald Westlake y su serie sobre Parker, y un testimonio de la versatilidad de Ames como escritor y de su capacidad de crear obras extraordinarias en diversos géneros o medios.


    'En realidad, nunca estuviste aquí' (Principal de los Libros), de Jonathan Ames es intensa. Mucho. Te deja sin respiración. Porque no esperas que, tras leer unas pocas páginas, la trama sea ya tan compleja y oscura.

    El protagonista es una máquina de matar. Al lado de los buenos. Pero que vive en un infierno mental permanente. Joe, exmarine y exagente del FBI, se ocupa de recuperar menores secuestradas. Son encargos que nadie se atreve a dar a la Policía.

    Pese a su extensa experiencia se las verá con una conspiración de poderosísimos hombres de negocios metidos en el mundo de la prostitución infantil, bajo el manto de la mafia.

    La novela es corta, pero golpea como un crochet de Tyson. Concisa, directa, precisa y sin alardes; es pura dinamita. Se trata de una historia en la que el exagente deberá enfrentarse a políticos corruptos apoyados por mafiosos.

    Hay mucha sangre, dinero y mala baba mezclados. El protagonista se verá obligado a convertirse en una especie de 'The Punisher' para enfrentarse a los más abyectos policías corruptos y a la trata de menores.

    Muy recomendable. Muy intensa. Muy buena.

     'En realidad, nunca estuviste aquí' inspiró la película con el mismo nombre, que se estrenó en España el pasado noviembre y a principios de este año en EE.UU.

     En el Festival de Cannes, el film ganó los premios a la mejor interpretación masculina (Joaquin Phoenix) y al mejor guion (Lynne Ramsay), y también estuvo nominado a los premios Goya como La mejor película Europea.

martes, 13 de febrero de 2018

'No llores', de Mary Kubica: impresionante

    
    'No llores', de Mary Kubica, es una intensa, absorbente y paralizante novela de intriga. Suspense al límite en un thriller con un final de infarto.

    Empieza lentamente, narrando las a priori insulsas vidas de Quinn (oficinista de bajo rango en Chicago) y Alex (brillante estudiante que renuncia a la Universidad para quedarse explotado en el bar de un pueblucho, a orillas del lago Michigan, cuidando de su padre alcohólico).

  En un principio, nada de intriga ni suspense. Unas vidas perras en una narración con regusto a los perdedores de J. D. Salinger

    Sin embargo, la desaparición de Esther, la angelical compañera de piso de Quinn, pondrá en marcha un perfecto engranaje de venganzas psicóticas y de seres poseídos por una maldad sin límite.

    Lo maravilloso de todo es que en una historia, en un principio insustancial, haya tanto odio, tristeza e intriga agazapados. Aunque el ritmo es pausado, a la mitad del libro te atrapa una inquietud que va creciendo hasta las últimas páginas, cuando estalla la traca perfecta final.

    De taquicardia. Una pedazo de historia con un trasfondo de mala gente, de seres sin escrúpulos frente a otros que son todo lo contrario. Mucho sentimiento, dolor y tensión. Muy buen libro.